Actualizar

viernes, febrero 3, 2023

Comunidad de Madrid (Galapagar), pretende sepultar cien árboles, un manantial y un arroyo con ladrillo

El Ayuntamiento de Galapagar tramita en la actualidad una modificación del planeamiento urbanístico vigente para reclasificar a suelo urbanizable, parte de la finca rústica La Peraleda Grande.

El Ayuntamiento de Galapagar pretende reclasificar parte de la finca La Peraleda Grande, colindante al Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama. Se propone la construcción de 150 viviendas, un complejo comercial y de ocio y un hotel. Para ello es necesario eliminar la práctica totalidad del arbolado existente y urbanizar un manantial y un arroyo, esenciales para la conservación de anfibios y diversa vegetación. El proyecto, además podría tener un grave impacto sobre el pequeño comercio del municipio. Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones y ha solicitado su retirada.

El Ayuntamiento de Galapagar tramita en la actualidad una modificación del planeamiento urbanístico vigente para reclasificar a suelo urbanizable, parte de la finca rústica La Peraleda Grande. Esta finca se localiza al oeste del municipio, colindante al Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama, y al sur de la carretera M-505 (Galapagar-El Escorial). De esta forma se pretende dar viabilidad a la construcción de 150 viviendas, un complejo comercial y de ocio, un hotel y nuevos accesos viarios para tráfico rodado.

La finca La Peraleda Grande tiene una superficie total de 120 hectáreas. La parte sur es un encinar mixto con enebro y pino, mientras que el norte es un pastizal con arbolado disperso y aprovechado para el ganado vacuno en la actualidad. Es en esta zona de pastizal donde el Ayuntamiento plantea la reclasificación de 40 hectáreas, argumentando el escaso valor ambiental de los terrenos.

De ejecutarse el proyecto, supondría la eliminación de 124 árboles de los 169 existentes en la zona a reclasificar. Se urbanizaría el manantial que nutre al arroyo La Peraleda que atraviesa de norte a sur la finca. Sobre el arroyo y el abrevadero está previsto construir una avenida central que uniría la carretera M-505 con la M-510 que da acceso al municipio de Colmenarejo. Todo ello supondría la transformación total del ámbito y de un paisaje de pastizal con la Sierra de Guadarrama de fondo.

Ecologistas en Acción no comparte la valoración que el Ayuntamiento de Galapagar hace del ámbito. Según el consistorio los terrenos no tienen valores ambientales dignos de conservar. Sin embargo, debido al manantial subterráneo existente, la humedad es constante y esto ha favorecido el desarrollo de formaciones vegetales no habituales en la zona.

Además tanto el manantial como el arroyo son esenciales para la conservación de una importante población de anfibios que se reproduce al sur del ámbito pero usa estas praderas como zona de dispersión. Hay que tener en cuenta que los anfibios son un grupo de vertebrados amenazado a nivel mundial, entre otras cuestiones, por la destrucción de sus hábitats.

Los valores de estos terrenos ya fueron defendidos por la propia Consejería de Medio Ambiente, en el año 2002, cuando en otro intento de reclasificación, instó al Ayuntamiento a mantenerlos como suelo no urbanizable protegido, debido a su elevado valor medioambiental.

En cuanto al sector comercial y el de servicios, ya consolidados en el municipio, el proyecto no valora el impacto que podría tener sobre ellos. En la zona ya existe una amplia oferta de centros comerciales, alguno de los cuales pasa por una grave situación financiera, como sucede con el denominado Espacio Torrelodones, afectado tras la apertura del Gran Plaza 2 en Majadahonda.

Por estas razones, Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones, ante el Ayuntamiento de Galapagar, pidiendo la retirada del proyecto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés