Cataluña aplicará nuevos impuestos medioambientales

El Parlament ha acordado este miércoles la creación de tres impuestos medioambientales.

Gravarán las emisiones producidas por la aviación comercial en sus aterrizajes y despegues, la producción de energía nuclear y la emisión de gases contaminantes por parte de la industria.

La nueva ley se ha aprobado con el voto de CiU y ERC, el rechazo del PP y la abstención del resto de grupos: PSC, ICV-EUiA, C’s y la CUP.

Según ha explicado el diputado relator de la ley, el republicano Marc Sanglas, el propósito de la norma es que en Catalunya se configure un sistema impositivo que «no sólo grave los rendimientos del trabajo» y que permita configurar la sostenibilidad como un elemento dinamizador de la economía catalana.

- Advertisement -

La creación de estas tasas formaba parte del acuerdo para la legislatura que rubricaron CiU y ERC en diciembre de 2012, y el objetivo no es sólo «la recaudación y el incremento de recursos» por parte de la Generalitat, sino contribuir a cambiar los hábitos de la población, la industria y las empresas del sector eléctrico.

El PSC se ha abstenido ya que, según ha explicado el parlamentario Jordi Terrades, la propuesta es «tímida» y tiene una finalidad en su opinión claramente recaudatoria.

Josep Vendrell (ICV-EUiA) ha defendido una fiscalidad ambiental «avanzada y moderna» y José Manuel Villegas (C’s) ha lamentado que CiU y ERC hayan introducido cambios en el proyecto a través de las enmiendas, algo que ha lamentado.

Antoni Fernández Teixidó (CiU) ha destacado que en el texto se han introducido las sugerencias que hace la UE en cuestiones ambientales y Quim Arrufat (CUP) ha dicho que la energía ya es actualmente muy cara, por lo que las nuevas figuras impositivas que se crean no tendrán una gran afectación.

CRÍTICAS DEL PP El PP

Ha expresado su frontal oposición a la medida, y su diputado José Antonio Coto ha asegurado que esta ley consagra al presidente de la Generalitat, Artur Mas, como «el experto en subir y crear nuevos impuestos».

Ha lamentado que estas nuevas figuras impositivas repercutirán en la ciudadanía, por lo que coger un avión será más caro, y ha asegurado que este tipo de medidas no las debe implantar una comunidad autónoma sino que deben ser de ámbito continental, para evitar que haya empresas que abandonen Catalunya y se vayan a otra parte.

Coto ha asegurado que, mientras que los catalanes pagan más impuestos, hay «dos o tres familias» vinculadas a CiU que han cometido presuntos delitos fiscales, entre las que ha citado a los hermanos del conseller de Empresa, Felip Puig; y la familia Pujol Ferrusola, después de que el expresidente catalán confesase en julio que tuvo cuentas en Andorra sin regularizar.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés