La FECYT apuesta por movilizar la participación privada y a la sociedad a favor de la Ciencia

José Ignacio Fernández Vera, director de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, inaugura el Máster en Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca

José Ignacio Fernández Vera, director de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) ha explicado hoy en Salamanca que su gran reto es movilizar la participación privada y la participación social a favor de la Ciencia. En una conferencia que ha servido para inaugurar la parte presencial del Máster en Estudios Sociales dela Ciencia y la Tecnología, que organiza el Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología (eCyT) de la Universidad de Salamanca, el salmantino Fernández Vera ha señalado algunas claves para conseguirlo.

La participación social a favor de la Ciencia es “el gran reto del sistema español de Ciencia y Tecnología”, ha explicado en declaraciones recogidas por DiCYT, un sistema que ha experimentado un desarrollo muy importante en los últimos 30 años, pero que tiene carencias que cubrir. Un ejemplo es que las fundaciones privadas españolas gastan unos 11.000 millones de euros anuales pero de esa cantidad lo que se destina a Ciencia es “inapreciable”, en torno a unos 150 millones, porque la gran mayoría se invierte en arte y cultura. Sin embargo, en el Reino Unido las fundaciones privadas invierten el 50% de su presupuesto en actividades científicas.

Esto podría indicar un cierto desinterés de la sociedad española por la investigación. Sin embargo, un porcentaje altísimo de la población confía en que la Ciencia “nos hará vivir mejor” y un porcentaje menor pero también muy importante estaría dispuesto a ayudar con su tiempo o su dinero, según los datos de una encuesta muy reciente sobre percepción pública que aún no se han dado a conocer. En este sentido, “la FECYT tiene que tratar de acercar la necesaria participación de la sociedad hacia la Ciencia y la Ciencia a la sociedad”. La conclusión que extrae Fernández Vera de todo ello es que la situación es esperanzadora para conseguir movilizar la participación privada a la altura de otros países. Por eso, la FECYT ya prepara varias actuaciones.

- Advertisement -

 

Una de ellas trata de incentivar que las empresas realicen contratos con los centros de investigación para el desarrollo de innovaciones. Otra vía sería la puesta en marcha de un “programa de ahorro colectivo por la I+D” a través de ventajas fiscales, de la misma manera que las cuentas vivienda de los bancos incentivaron el sector de la construcción en su día. Otra posibilidad es conseguir que las fundaciones inviertan en Ciencia en mayor medida. Finalmente, una importante apuesta es la colaboración ciudadana en diversos campos, por ejemplo, a través de personas que no disponen de recursos económicos pero que pueden acercarse a los centros de investigación y organizar conferencias o realizar actividades que unan el arte y la Ciencia.

 

Un ejemplo de las acciones que se pueden desarrollar para movilizar a la sociedad a favor de la Ciencia es el certamen internacional de monólogos científicos Famelab, que por primera vez se organiza en España, aunque curiosamente el ganador de la pasada edición es un español, Didac Carmona, que trabaja en Austria y representó a este país, lo que indica una vez “lo importante que es la movilidad y tener capacidad de atraer a investigadores extranjeros”.

 

I+D e internacionalización, claves de la competitividad

 

En opinión del director de FECYT, la apuesta por la investigación no sólo es deseable, sino imprescindible para la economía española. Según ha explicado, el crecimiento económico de España en las últimas décadas se ha basado en el mercado nacional, sobre todo en el sector de la construcción, y la mejora de la competitividad se ha basado en la contratación de nuevos equipos y personas, pero no en la investigación y el desarrollo. Sin embargo, la situación actual hace que la única forma de mejorar la competitividad sea a través de la I+D y ésta a su vez requiere internacionalización, ya que “la ciencia es una empresa multinacional, que emplea a más de 10 millones de personas en todo el mundo”.

 

La investigación y sus indicadores son mundiales y la excelencia se mide a nivel global. En este sentido, considera que no es preocupante el dato de que el 21’22% de los doctores emigren a otros países, puesto que al mismo tiempo el 20’8% de los doctores que hay en España proceden del extranjero. Es decir, en su opinión “no hay fuga, sino movilidad” y el país tiene una gran capacidad de atracción.

DiCYTECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés