Smart Cities las ciudades inteligentes son una realidad

Una ciudad inteligente o Smart City es aquella que utiliza las TIC (Tecnologías de la Comunicación) para poner a disposición de sus ciudadanos una serie de servicios e informaciones y de esa manera aumentar su calidad de vida.

Pero no solo debe ser inteligente, sino que tiene que resultar sostenible. Las inversiones para ello no solo deben ser en energías renovables, infraestructuras para el transporte urbano adecuadas y limpias, una gestión ambiental y de los recursos naturales prudente y con miras al futuro y por encima de todo una educación permanente para que todo lo anterior sea valorado, cuidado, bien usado y promovido.

Este es un listado de las ciudades del mundo que destacan por su esfuerzo en marcar diferencias a favor de una vida sana, ordenada, no contaminante y orientada a que sus ciudadanos disfruten, se enorgullezcan de los cambios y velen por el buen funcionamiento de los sistemas.

- Advertisement -

Berlín (capital de Alemania)

Esta ciudad pretende abarcar todos los ámbitos y ha conseguido buenos resultados en la innovación y en las tecnologías “verdes”, aplicadas a la vida diaria, con el fin de tener una ciudad conectada y al mismo tiempo limpia.

Una de las iniciativas más interesantes se ha centrado en una colaboración con BMW con la esperanza de crear una central eléctrica virtual a partir de los coches eléctricos que ya circulan por la ciudad y los que vendrán.

Estocolmo (capital de Suecia)

Es el hogar y sede de la empresa Ericsson, pioneros de la “Sociedad en Red” y gracias a ello  tiene un largo y eficaz historial de iniciativas, enfocadas a impulsar el progreso de las infraestructuras de las TIC.

El 85 % de los puestos de trabajo están orientados al servicio, ya que en la capital no existe prácticamente ninguna industria pesada. Gracias a ello, el aire de Estocolmo es de los más limpios del mundo, en cuanto a áreas metropolitanas se refiere. También fue la primera en usar los sistemas 4G / LTE para móviles.

Hong Kong (capital de Hong Kong, China)

Hong Kong está experimentando con la RFID (Tecnología de Identificación por Radiofrecuencia) en su aeropuerto y en toda la cadena de suministros para la agricultura y diversas industrias.

La ciudad también ha sido líder en la adopción de las llamadas “tarjetas inteligentes”, que ya son utilizados por millones de residentes, para servicios como el transporte público, acceso a las bibliotecas, a edificios públicos y a tiendas y aparcamientos.

Londres (capital del Reino Unido)

Londres es reconocida por algunas de sus innovaciones de sostenibilidad como por ejemplo el impuesto a la circulación en las zonas llamadas de “congestión”  y su sistema de transporte eficaz y extremadamente funcional.

La ciudad es el hogar de centro de investigación Smart Cities ubicado en el Imperial College y centra sus iniciativas en la esperanza de hacer que la ciudad sea más eficiente e innovadora; entre las medidas que se tomarán a futuro, está la asociación con O2 para instaurar la mayor red de conexión WiFi gratuita en Europa.

Montevideo (capital de Uruguay)

Esta pequeña ciudad está convirtiéndose en toda una pionera en América Latina en el tema de las ciudades inteligentes. Recientemente y a instancias de la Intendencia Municipal (Ayuntamiento) se realizó un evento denominado “Ciudades Inteligentes para la Inclusión”.

La idea principal de dicho evento fue la de impartir talleres a los ciudadanos y fomentar actividades orientadas a la inclusión y a la innovación, que abarquen tanto a peatones, como a automovilistas, motociclistas, ciclistas y a quienes usan los transportes públicos.

Nueva York (capital del Estado de Nueva York, EEUU)

Esta ciudad se asoció en 2009 con IBM con el fin de poner en marcha una  solución informática llamada “Business Analytics Center” orientada a  hacer frente a “la creciente demanda de complejas capacidades que resultan imprescindibles para construir ciudades más inteligentes y ayudar a los ciudadanos a hacer más y mejores negocios”.

Esto ha dado lugar a que la ciudad esté en condiciones de prevenir incendios y de proteger a los primeros ciudadanos en responder, así como de identificar reclamaciones cuestionables, agilizar los procesos burocráticos y optimizar el funcionamiento y la explotación de los recursos.

París (capital de Francia)

En la ciudad luz se ha puesto al servicio de los parisinos toda una serie de innovaciones tecnológicas que la distinguen. La conectividad es una prioridad; además, París está considerada a nivel mundial como una ciudad “verde” y destaca por practicar de forma eficaz el concepto de “gobierno digital”.

Desde hace varios años funciona de forma exitosa un programa llamado Velib, que ha puesto a disposición de sus habitantes y visitantes un sistema de alquiler de bicicletas que funciona de manera muy eficaz y próximamente harán lo propio con EVs, que ofrecerá coches eléctricos.

Tokio (capital de Japón)

En 2011, anunciaron sus planes para crear una ciudad inteligente en los suburbios de la metrópolis, en asociación con Panasonic, Accenture y Tokyo Gas.

En ella todos sus hogares poseerán paneles solares, acumuladores y electrodomésticos eficientes conectados a una red inteligente. Tokio también se centra en la promoción de soluciones de movilidad inteligente como son las bicicletas y los vehículos eléctricos.

Toronto (capital de la provincia de Ontario, Canadá)

La mayor ciudad de Canadá ha puesto sus miras en brindar información a sus ciudadanos para hacer sus vidas más funcionales y efectivizar sus tiempos, mediante innovadores sistemas de comunicación.

Para ello funciona en Toronto un sistema (en el que colabora IBM) que suministra datos en tiempo real de los informes de tráfico, las retenciones, los datos meteorológicos y las noticias locales y hasta la estadística de consumo de agua y energía. También se esfuerzan por descontaminar sus riberas, tienen sistemas de circulación accesibles y controlados y se decantan por el uso de las renovables.

Viena (capital de Austria)

Los vieneses están encantados con la calificación de su ciudad como Smart City y desde hace ya unos años, bregan por transformarla aún más, pero con planes específicos a corto, mediano y largo plazo. Por ello destacan los programas como: Energía Inteligente Visión, previsto para 2050, Hoja de Ruta 2020 y el Plan de acción que se puso en práctica en 2012 y culmina este año.

Sistemas de transporte eficiente, espacios verdes abundantes, Wifi gratuito, conectores para recarga de móviles a disposición de los ciudadanos, accesibilidad, carriles bici y predilección por el uso de las bicicletas, hacen de Viena una Smart City.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés