Investigadores crean un láser capaz de enfriar el agua en lugar de calentarla

La ciencia y la tecnología actúan en conjunto a la hora de descubrir nuevas cosas o tratar el desarrollo y la evolución.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington han creado un láser infrarrojo que, por primera vez, es capaz de enfriar o refrigerar el agua en lugar de calentarla con él.

   La ciencia y la tecnología actúan en conjunto a la hora de descubrir nuevas cosas o tratar el desarrollo y la evolución. Hasta el momento, cada vez que al agua se la disparaba con un láser, esta se calentaba ya que aumenta su temperatura cuando se ilumina o se le infunde algo más caliente – un ejemplo de esta circunstancia es el microondas o la vitrocerámica, los cuales hacen hervir agua líquida gracias al impacto de altas temperaturas sobre ella -.

   Gracias a este láser, los científicos en cuestión han podido enfriar un poco de agua líquida 20 grados Centígrados (36 grados Fahrenheit), lo que denominan en el estudio publicado en la web de la universidad como «el primer ejemplo de un rayo láser que puede refrigerar líquidos como el agua en las circunstancias diarias».

   El experimento ha sido posible precisamente debido a que se trataba de un láser infrarrojo, el cual, biológica y científicamente hablando, es lo opuesto a la luz del espectro visible. El rayo actúo sobre un nanocristal (un cristal muy pequeño) que contenía una gota de agua. Los átomos del cristal se encargaron de absorber los protones de la luz para que luego, cuando se dejó de aplicar el láser, se liberaran con más energía al contener más calor, procedente tanto del propio cristal como del agua.

   Según explican en el artículo publicado, «usando la capacidad de enfriamiento del láser puede ser posible llevar a cabo vídeos en ‘slow-motion’ de la vida en acción. La ventaja de esto es que no hace falta enfriar las células enteras, lo que evita que se modifique su comportamiento o directamente se destruya».

   De esta manera, el láser puede servir para que se produzca un cambio profundo en la ciencia y en la manera de estudiarla. Con él, se puede estudiar de forma sencilla la división celular al no calentar el líquido de éstas, al igual que cómo funcionan las moléculas de todo tipo y las enzimas. Esa observaciones se producen actualmente, pero con el rayo se puede ver el proceso de forma lenta, algo hasta ahora imposible, lo que ayudará a estudiar sus propiedades, o eso indican los investigadores.

   Además de para ámbitos puramente científicos, el también puede ser utilizado dentro de la industria o la tecnología, tanto en la creación de nuevos chips con menos posibilidades de sobrecalentarse como en la construcción de, por ejemplo, un automóvil, ya que puede mantener a una temperatura media áreas pequeñas que se calienten demasiado en su construcción.

 

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés