Científicos descubren la bacteria responsable de la tuberculosis

Los investigadores han analizado con técnicas de secuenciación masiva los genomas de 66 cepas de tuberculosis, recogidas de personas infectadas en Etiopía.

El científico valenciano Iñaki Comas, del Área de Genómica y Salud de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO), ha descubierto que la bacteria responsable de la tuberculosis, llamada Mycobacterium tuberculosis, ya estaba presente en Etiopía antes de la llegada de los europeos al continente, según ha informado la Geneneralitat en un comunicado

Los investigadores han analizado con técnicas de secuenciación masiva los genomas de 66 cepas de tuberculosis, recogidas de personas infectadas en Etiopía. Los resultados, que han sido publicados en la revista ‘Current Biology’, han revelado el hallazgo de una «amplia diversidad de genotipos de esta bacteria encontrados en la población estudiada».

Comas ha destacado que «la sorprendente diversidad de Mycobacterium tuberculosis hallada en Etiopía» ha confirmado «el origen africano de la enfermedad», lo que «contradice el principio clásico que mantenía que la tuberculosis no estaba presente en África antes de la llegada de los europeos».

- Advertisement -

Según ha explicado, esta diversidad puede «afectar a la evolución de la enfermedad». «Es fundamental comprender los factores que pueden haber influido en la estructura actual de la población de tuberculosis en África y en todo el mundo para predecir posibles tendencias futuras en la epidemiología de la enfermedad», ha indicado.

Desde Conselleria de Sanidad han explicado que los científicos han sugerido que «las altas tasas de infección entre las personas nativas de Etiopía después del contacto con los europeos pueden explicarse por la introducción de cepas más virulentas, que se extendieron rápidamente por países del África Subsahariana».

«Cuando los europeos llegaron a Etiopía no había prácticamente casos de tuberculosis, y nuestra hipótesis es que era menos virulenta, mientras que en algunas ciudades europeas, como Londres, había altas tasas», ha señalado Comas, quien ha añadido que «los datos son compatibles con la hipótesis de que fueron los europeos los que introdujeron cepas más virulentas y de fácil transmisión, que han ido reemplazando a las anteriores. Esto es un modelo de lo que podría pasar si se introdujeran nuevas cepas virulentas en nuestros entorno sin entender y controlar la enfermedad», destacado.

Este estudio forma parte de un proyecto más amplio que analiza la causa de las altas tasas de tuberculosis extrapulmonar en Etiopía, y si esas tasas son causadas por cepas de animales o de origen humano.

PROFUNDIZAR EN FACTORES BIOLÓGICOS

«El siguiente paso en nuestra investigación es secuenciar las bacterias junto con sus huéspedes humanos, a quienes vemos como socios evolutivos, para profundizar aún más en los factores biológicos que influyen en las altas tasas de tuberculosis extrapulmonar en Etiopía», ha explicado el investigador.

El objetivo de esta investigación es «disponer de las herramientas necesarias para planificar nuevas estrategias para combatir esta forma de la enfermedad a nivel mundial». «Por ello, ahora vamos a estudiar en colaboración con diferentes laboratorios europeos si ciertas poblaciones humanas son más susceptibles a ciertos genotipos bacterianos», ha explicado el científico.

El artículo, que también firman investigadores de diferentes instituciones etíopes y europeas, como la Animal and Plant Health Agency (APHA), se titula ‘Population genomics of Mycobacterium tuberculosis in Ethiopia contradicts the virgin soil hypothesis for human tuberculosis in sub-saharan Africa’.

INCIDENCIA DE LA TUBERCULOSIS

En 2014, la tuberculosis de España tiene una tasa de 8,3 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la media española se sitúa en 12 casos por 100.000 habitantes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tuberculosis es la enfermedad infecciosa con mayor mortalidad, por delante del VIH y la malaria, convirtiéndose en la causa principal de muerte de las personas infectadas por el VIH.

En 2014, 9,6 millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1,5 millones murieron por esta enfermedad. En ese mismo año, se calcula que 480.000 personas desarrollaron tuberculosis multirresistente a nivel mundial. No obstante, entre 2000 y 2014 se salvaron 43 millones de vidas mediante el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis.

 

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés