Carmen Palomino (FUE) sobre Hyperloop: «No hay un proyecto más global que aquel que pretende unir dos continentes»

La Fundación universidad-Empresa y sus equipos PrimeX han desarrollado un proyecto basado en la tecnología de Hyperloop con el que plantean la unión de España y Marruecos, un recorrido que supone «conectar dos continentes», cuya unión lleva planeándose desde el siglo XIX, como comenta Palomino.

El transporte es el motor que impulsa el avance de las sociedades, un avance que se completa con la aplicación de las últimas tecnologías y que en el caso de la propuesta de Hyperloop One, puede unir millones de personas en poco tiempo y de una forma más ecológica y eficaz que el transporte tradicional.

Hyperloop es una tecnología de futuro, como lo entiende la directora de Talento de la Fundación Universidad-Empresa (FUE), Carmen Palomino. «Lo que pretende es cambiar la forma en que entendemos los medios de transporte, pero sobre todo las oportunidades vertebradoras que brinda», explica en una entrevista a Portaltic.

La Fundación universidad-Empresa y sus equipos PrimeX han desarrollado un proyecto basado en la tecnología de Hyperloop con el que plantean la unión de España y Marruecos, un recorrido que supone «conectar dos continentes», cuya unión lleva planeándose desde el siglo XIX, como comenta Palomino.

- Advertisement -

El tren ultrarrápido permitiría viajar de Madrid a Tánger en menos de una hora. La elección de Tánger y no Rabat forma parte también de la propia idiosincrasia de Hyperloop. Este transporte «está pensado como una tecnología que ayuda a fomentar el resto de medios de transporte ya existentes», comenta la directiva de Fundación Universidad-Empresa.

Palomino recuerda que en 2018 «se inaugurará el primer tramo de Alta Velocidad entre Tánger y Rabat, por lo que ya existirá una conexión entre nuestro trazado y Rabat», que podrá beneficiarse de la tecnología del tren ultrarrápido. Y esta nueva conexión «transformará la realidad económica, social y tecnológica de las dos regiones», apunta.

HYPERLOOP ONE GLOBAL CHALLENGE

La transformación está detrás del proyecto presentado por el equipo PrimeX a Hyperloop One Global Challenge, un concurso lanzado por la empresa tecnológica a nivel mundial en el que compiten proyectos visionarios de todos los continentes.

El equipo español defendió su propuesta ante Hyperloop One el pasado 6 de junio en Ámsterdam, de donde salió con buenas expectativas sobre la impresión que había causado su proyecto. En julio se conocerá el planteamiento vencedor, pero hasta entonces, los españoles tienen que competir con otros siete equipos europeos y más de 30 a nivel global.

El jurado del concurso busca «una propuesta global y con capacidad transformadora» y, como afirma la portavoz del equipo español, «está claro que no hay un proyecto más global que aquel que pretende unir dos continentes». Tampoco «hay un proyecto más transformador que aquel que tendrá la capacidad de impactar en dos millones de personas».

Palomino destaca que esta iniciativa, además, «puede convertirse en un magnífico ejemplo de colaboración entre ambos países, entre empresas punteras del sector, entre las Administraciones Públicas y el talento joven de la Fundación Universidad-Empresa».

MADRID-TÁNGER EN MENOS DE UNA HORA

En el trayecto planteado por el equipo español, uno de los extremos es Madrid, que «constituye uno de los principales nodos de transporte y logística», como destaca Palomino, quien apunta que el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas registró 50,4 millones de pasajeros en 2016 y el centro de carga, el centro con mayor densidad empresarial de carga aérea de España, transportó 415.773 toneladas.

«El corredor Atlántico ferroviario conecta el sur de España con el norte de Europa gracias a su paso por Madrid», continua explicando. «Además», añade la directiva, «la capital es el centro de distribución del transporte por carretera en España a través de las autopistas radiales».

La elección de Tánger, como el otro extremo del trayecto, tampoco ha sido dejada al azar. Esta ciudad es «la capital diplomática del Reino de Marruecos desde el siglo XVIII», indica la portavoz del equipo español, quien destaca que «su cultura cosmopolita y dinamismo económico siempre ha despertado el interés de las principales potencias mundiales».

«Será la puerta de África», explica la directiva, desde donde «se podrá establecer la conexión con el resto del continente a través de la incipiente red ferroviaria de Alta Velocidad marroquí, el aeropuerto internacional Ibn Battouta y con la red de carreteras transafricanas».

EL TRANSPORTE DEL FUTURO

No solo la directora de Talento de la Fundación Universidad-Empresa destaca que el tren ultrarrápido de Hyperloop One será el transporte del futuro. También lo concibe así el CEO de la compañía tecnológica, Rob Lloyd, quien, además, defiende que este transporte es más eficaz y ecológico que los tradicionales.

«Hyperloop es una tecnología 100% verde», asegura la directiva, quien remarca que la propuesta del equipo español «ha sido muy respetuosa con el medioambiente». Para ello, comenta, FUE ha mantenido reuniones con diferentes agentes, como el Ministerio de Medio Ambiente, «para poder presentar una propuesta que asegura la supervivencia de las especies y de los tipos de hábitat y, sobre todo, para proteger la biodiversidad».

Además de los retos que supone la implantación de la tecnología Hyperloop, en la actualidad en desarrollo, la propuesta del equipo PrimeX contempla otro, cruzar el mar. «Nuestra propuesta, además de disruptiva, supone un reto tecnológico», como apunta Palomino. «Hemos planteado la construcción de un túnel sumergido a 60 metros de profundidad», explica, añade que se trata de una «solución basada en el empuje hidrostático, utilizando pontones o tensores al lecho marino».

Esta solución supone que «el túnel se encontraría lo suficientemente sumergido para evitar el tráfico marítimo en superficie, así como el impacto visual y medioambiental», añade la directiva de FUE.

HYPERLOOP, PROYECTO VIABLE Y REALISTA

Hyperloop One es una compañía estadounidense, fundada por Josh Giegel y Shervin Pishevar, que nació a raíz de una idea de Elon Musk, el CEO de Tesla, SpaceX, OpenAI y Neuralink. Su concepto de transporte se basa en túneles de baja presión por los que circularían unas cabinas que levitarían mediante un sistema electromagnético.

La compañía realizó el primer test de propulsión en mayo de 2016, como recuerda Palomino. En la actualidad, desarrolla un túnel de 500 metros de largo y 3,3 metros de diámetro, en el desierto de Nevada, a 30 minutos de Las Vegas, con el que buscan probar la capacidad de acelerar y hacer levitar la cabina de pasajeros en un tubo al vacío.

Aunque hay escepticismo en torno a un proyecto de semejante envergadura, Palomino lo tiene claro. «Es un proyecto viable y realista», por el que la Fundación Universidad-Empresa apuesta con un proyecto particular para España.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés