Recesión afecta también a cultivos orgánicos

La industria de los llamados lácteos orgánicos estaba en pleno auge en el 2006, cuando Allen y Jean Moody adquirieron una granja lechera de 81 hectáreas (200 acres) en Wisconsin y se unieron al ejército de gente que producía leche sin alimentar al ganado con hormonas, sin usar pesticidas para el forraje y sin emplear otros químicos.
Tres años después, los días de bonanza han quedado atrás y los Moody no son los únicos que quieren dejar el negocio.
Un número creciente de granjeros que optaron por la llamada producción orgánica en los años en que la venta de este tipo de alimentos aumentaba a pasos agigantados está renunciando ahora a esa certificación.

Leer más…

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés