Ganadores del Premio Huertos Educativos Ecológicos en la categoría Social de la edición 2018

La ADP de Tenerife, ganadores del Premio Huertos Educativos Ecológicos en la categoría Social de la edición 2018, presentan los resultados del proyecto europeo PERMIND Permacultura Aplicada en la Recuperación de Personas con Enfermedad Mental.

El proyecto se ha inspirado en la experiencia de esta asociación y se ha llevado a cabo en Grecia, Eslovenia, Suecia y España.

La Asociación para el Desarrollo de la Permacultura (A.D.P.) es una entidad sin ánimo de lucro creada en Tacoronte (Tenerife) el 22 de marzo del 2001.

Fue declarada de utilidad pública en 2011. Sus fines son:

  • Difusión de los principios de la Permacultura
  • Promover la inserción socio-laboral de personas con enfermedad mental a través de su trabajo en Centros Especiales de Empleo aplicando los principios de la Permacultura.
  • Promover el cultivo y la cría de variedades autóctonas de plantas y animales, ejerciendo una labor de conservación y divulgación del Patrimonio Natural de las Islas Canarias.
  • Promover la participación en régimen de voluntariado social, de aquellas personas interesadas en el desarrollo y divulgación de los principios básicos de la Permacultura.
  • Promover la participación de la asociación por medio de sus voluntarios o cooperantes, en actividades de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

En la actualidad estos fines se traducen en el día a día de la formación prelaboral de las personas con discapacidad; en la comercialización de productos en la finca; en la consolidación de la red residuos-recursos con empresas y familias de la zona; en cursos, visitas, charlas para cumplir con el objetivo de divulgar la permacultura.

El proyecto PERMIND finalizó a finales del 2019 y durante un año ha recogido la experiencia de unas 50 personas con enfermedades mentales que han recibido un curso de permacultura y su evolución tras el contacto con la tierra.

El informe que resume el proyecto ha recogido testimonios como este: “La vida de R había cambiado por completo. Antes de PERMIND, él vivía con sus padres y tenía miedo a las personas. Tenía tanto miedo que nunca salía de casa. Trabajando en el huerto de PERMIND, él aprende cómo establecer relaciones con sus compañeros, poco a poco, porque la actividad permacultural permite y promueve el hablar entre ellos, porque no requiere una gran concentración y porque es una actividad de equipo».

«Fue contratado por INTRAS y venía todos los días a trabajar, se hizo muy autónomo y estaba muy motivado por el trabajo en el huerto. También hizo amigos y comenzó a vivir en un piso por su cuenta».

«Durante PERMIND, también estudió y obtuvo un Certificado Profesional de  Jardinería. Ahora vive de forma independiente y trabaja en una empresa ordinaria». (Curso PERMIND en Valladolid, España)

Los resultados se han recogido en una guía editada por la Asociación para el Desarrollo de la Permacultura que puede descargarse en este enlace.

Autora: Montse Escutia

Fuente: Vida Sana

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Mejores vinos ecológicos de Valencia

Plaguicidas químicos en tu plato

IV Festival Be Veggie

Qué es ser flexitariano