Alimentos bio ¡Sí, gracias!

Alentar una agricultura y una ganadería que fomenten la salud de las personas, los seres vivos y la naturaleza ya no es una utopía. Los alimentos ecológicos ganan terreno incluso en plena crisis. Por qué

Alimentarse de forma exclusivamente biológica es costoso, por eso conviene saber distinguir qué alimentos tienen más riesgos y cuáles no.Ecológicos a ser posible

# Carne y leche. En la grasa se acumulan restos de hormonas, medicamentos y antibióticos. Además, el ganado vive en condiciones de hacinamiento. La producción de carne es en general muy costosa tanto económica como ambientalmente.
Fresas. Las que se producen en invernadero y se venden fuera de temporada están probablemente más contaminadas. Y no se pueden pelar.

# Melocotón y nectarina. Estas frutas de piel delicada se encuentran entre las que reciben una dosis mayor de diferentes productos químicos (en los análisis se han encontrado hasta 26 productos químicos). Las variedades más tempranas están más limpias que las veraniegas.

# Manzana y pera. Cepillarlas o pelarlas no sirve para eliminar completamente los agentes químicos utilizados. Además, la piel concentra buena parte de las vitaminas, minerales y antioxidantes.

# Cereales integrales. Como se toman con cáscara, son preferibles biológicos.

# Pimiento. Los que se producen en invernadero fuera de temporada son los más cargados de productos químicos. No es raro que los análisis detecten niveles por encima de los permitidos. No obstante, en los dos últimos años han mejorado radicalmente los resultados.

# Uva. Las viñas se fumigan con diferentes productos químicos. Lavarlas no elimina por completo algunos residuos, que penetran a través de la fina piel.

# Lechuga. Como crecen a ras de tierra son muy vulnerables. Para protegerlas se utilizan plaguicidas potentes.

# Zanahoria. En su cultivo se emplean algunos de los plaguicidas que estarán prohibidos a partir del año 2012. Limpiarlas y pelarlas no sirve de mucho.

# Apio. Carece de piel que lo proteja y que permita limpiarlo eficazmente.

Convencionales de calidad

# Cebolla. Están amenazadas por pocas plagas y son resistentes, por lo que requieren escasos plaguicidas.
# Aguacate. La piel gruesa protege la pulpa comestible. Hay que seleccionar las piezas que todavía estén duras. Se pondrán en su punto en dos días, manteniéndolas a temperatura ambiente.
# Maíz dulce. Los granos suelen estar muy bien protegidos por las hojas. El problema ambiental del maíz es el abuso de fertilizantes durante su desarrollo.
# Piña. Como en el aguacate, la piel protege el interior. Las piezas mejor tratadas son las que desprenden un suave olor aromático y dulce.
# Mango. La pulpa está limpia de plaguicidas. Conviene elegir los que muestren un color más brillante y un aroma agradable.
# Espárrago. Los espárragos no resultan apetitosos para los insectos, por lo que se les aplican pocos plaguicidas o ninguno. De todos modos, hay que lavarlos bien.
# Guisante. Es uno de los alimentos que repetidamente aparece con una carga muy baja o nula de tóxicos, probablemente gracias a la protección de la vaina.
# Kiwi. Su piel es una barrera infranqueable tanto para los insectos como para los insecticidas. Conviene elegir los de origen más cercano.
# Calabaza, berenjena y sandía. Son plantas muy resistentes e impermeables a los plaguicidas.
# Brécol. Como el resto de las coles, no sufre grandes amenazas. Prácticamente no requiere el uso de plaguicidas. Sin embargo, el agua de riego puede ser origen de contaminaciones.

 

www.cuerpomente.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés