Supermercados ecológicos

Los productos ecológicos van haciéndose un hueco mayor en nuestra cesta de la compra y para hacer frente a esta demanda, cada vez son más los establecimientos que ofrecen a sus clientes la posibilidad de realizar una compra completa que respete el Medio Ambiente. Aunque la realidad es que son muchos más los que desconocen por completo el comercio ecológico y cuáles son sus principales ventajas con respecto al convencional.

Como producto ecológico se reconoce a aquellos productos naturales obtenidos sin la utilización de productos químicos. Estos productos, ya sean procesados o no, cárnicos, agrícolas, vinos y bebidas, ninguno puede presentar residuos químicos para que sean denominados y certificados como ecológicos. En España, cada comunidad autónoma certifica los productos de este tipo a través de un sello distintivo, que también puede incluir una certificación ecológica de ámbito europeo.

La selección de los productos de un supermercado ecológico varía en función del volumen de tiendas y de las ventas del mismo. En el caso de los supermercados de la cadena italiana NaturaSí en nuestro país, el trato con el productor es prácticamente directo, eliminando los intermediarios en la medida de lo posible lo que, entre otras cosas, hace que el precio de los productos no sea tan elevado. De hecho, es la propia cadena la encargada de seleccionar a sus distribuidores y de conocer todo el proceso de elaboración del producto que más tarde podrá adquirir el consumidor en el establecimiento.
 
Pero el principal escollo que los distribuidores ecológicos tienen que sortear para ofrecer a sus clientes una gran variedad de productos reside en el transporte de los mismos. Muchos de estos productos son importados de otros países con una importante producción ecológica como Italia o Alemania. En este caso, los operadores logísticos, debido al volumen de carga, suelen relegar a un segundo plano la urgencia de los pedidos lo que a la larga, perjudica tanto al establecimiento como al cliente final, que no encuentra el producto que necesita cuando lo necesita.

La evolución de la agricultura ecológica en España durante el pasado lustro ha sido más que significativa: la superficie dedicada a la producción ecológica se incrementó en un 80 %, mientras que el número de productores y elaboradores creció un 33 por ciento. El mayor incremento se vio reflejado en las explotaciones ganaderas que, en el periodo que va de 2004 a 2008 aumentó en un 115 %

La ecología es una forma de vida basada en el respeto al Medio Ambiente y para muchos, es la única vía posible para dejar un planeta sano a nuestros herederos. Pero no sólo eso, el comercio ecológico también se ha convertido en un negocio que, dado la estructura del mercado, supone un viaje al comercio tradicional en el que se eliminan los intermediarios y prima la esencia natural de cada producto.

 

M. Prieto – www.vidasana.org

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés