Dieta Meditarranea – Tarta de cebolla

Use la cebolla como ingrediente principal en vez de un condimento más, así llenará su plato de fibra, vitaminas y minerales.

Ingredientes para «4 personas»

250g de harina

15g de levadura fresca

2 cs de agua

9cs de aceite de oliva

sal al gusto

1kg de cebollas

12 filetes de anchoas

12 aceitunas negras sin hueso

Elaboración:

Para la masa, diluya la levadura con dos cucharadas de agua tibia. Ponga la harina sobre la superficie de trabajo formando un volcán y agregue la levadura, la sal y el aceite. Amase con las manos hasta conseguir una textura lisa y homogénea. Ponga la masa en un cuenco, cubra con un paño limpio y deje reposar en un lugar templado durante 30 minutos.

Pele las cebollas, córtelas por la mitad y después en láminas muy finas. Caliente el aceite en una sartén y rehogue la cebolla tapada a fuego muy lento unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Salpimiente ligeramente.

Extienda la masa formando un disco de 24cm de diámetro con la ayuda de un rodillo sobre una superficie lisa enharinada.

Cubra el fondo de un molde redondo de 26cm de diámetro con papel sulfurizado y ponga encima la masa. Distribuya la cebolla frita, adorne con los filetes de anchoa cruzados formando rombos y coloque una aceituna negra dentro de cada uno.

Introduzca la tarta en el horno precalentado a 200ºC y deje que cueza durante 25-30 minutos, hasta que la masa esté cocida. Sirva la tarta caliente o templada.

Nota: La levadura fresca (de panadero) se puede encontrar en algunas panaderías y en forma deshidratada en muchos supermercados. Las dos funciones de la misma forma y hay que añadirlas a la preparación y dejar reposar para que se active. En cambio, la levadura en polvo no es propiamente levadura, es un gasificante que actúa muy rápidamente al entrar en contacto con los ingredientes de la masa y no debe reposar porque con el tiempo pierde sus características.

 

Del libro: Cocina Mediterránea en casa. Círculo de Lectores. 2010 Por: Lourdes March y Lourdes Alcañiz.
¿Sabías que?

El recorrido histórico, geográfico y cultural de la cebolla es insuperable en todos los sentidos. Las evidencias literarias e iconográficas del Antiguo Egipto, son solamente un ejemplo de la abundancia de datos que atestiguan el uso y consumo, como alimento y producto medicinal o simbólico, de esta hortaliza tan querida por todas las sociedades que la han cultivado. Sumerios y egipcios fueron los primeros en incorporar este vegetal a su dieta, representando para los últimos una comida básica para las clases más pobres y los obreros encargados de construir las pirámides de los faraones. Asimismo, constituiría una de las ofrendas frecuentes en el culto a los dioses.  En sus notas de viaje, Heródoto (s. V a. C) haría referencia a este caso. Otros autores clásicos como Homero (s. VIII a. C) ilustran la expansión del consumo de la cebolla en la Grecia y Roma antiguas, como ingrediente importante en la dieta diaria de la población. Parece ser que ambas civilizaciones utilizaron dicha hortaliza para alimentar las tropas en el frente de batalla.

Resulta difícil establecer lugar y fecha para el nacimiento de este bulbo, pero la información más aceptada al respeto sitúa el origen de este bulbo, de más de 5.000 años de antigüedad, entre Asia Central y el norte de África, con importantes referencias demostradas en las zonas de la antigua Persia y la India.

http://fdmed.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés