De solar a huerto urbano

Escolares y vecinos del distrito de Moratalaz trabajan desde hoy en la creación con sus propias manos de un huerto urbano ecológico, que se asentará sobre una parcela cedida en uso temporalmente por el Ayuntamiento de Madrid a la Asociación de Vecinos «Avance». La delegada de Urbanismo y Vivienda, Pilar Martínez, ha asistido hoy a la realización de las primeras plantaciones por parte de un grupo de escolares, poniendo de relieve que iniciativas como ésta vienen a dar respuesta a una creciente demanda de los madrileños, como es el de vivir la naturaleza dentro del ámbito de la propia ciudad.

Además, Pilar Martínez ha señalado que la puesta en marcha de los denominados huertos urbanos, se enmarca en el objetivo general del Ayuntamiento de Madrid de avanzar en la configuración de una ciudad más sostenible e integradora, que favorezca el incremento de la calidad de vida en los barrios y la cohesión social de la ciudad.

Según el acuerdo alcanzado con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, el Área de Gobierno de Urbanismo y Vivienda ha efectuado la cesión de uso, con carácter temporal y gratuito, de una parcela de 2.462 metros cuadrados situada entre las calles Ramón Areces y Lituania, del distrito de Moratalaz, a la Asociación de Vecinos «Avance», que la gestionará junto con la comunidad educativa del Colegio Siglo XXI, cuyo patio escolar es colindante. Esta parcela, calificada de equipamiento de carácter sanitario, es ocupada habitualmente como aparcamiento incontrolado por numerosos vehículos.

La autorización concedida para el uso de este terreno tiene carácter exclusivamente temporal, con un plazo máximo de cinco años, aunque el Ayuntamiento podrá recuperar la parcela antes de ese plazo si la necesita.

Derechos y obligaciones
Esta autorización se concede sólo para la utilización del suelo como huerto urbano, sin que se puedan realizar construcciones con elementos arquitectónicos de carácter permanente y no desmontables, ni plantar árboles. Además, las actividades relacionadas con el huerto urbano, a las que deben tener la posibilidad de acceder todos los vecinos de la zona, habrán de supeditarse al cumplimiento de las ordenanzas municipales, y en especial, las relativas a medio ambiente, ruidos, o salubridad, con objeto de evitar molestias a los residentes en el entorno.

Se trata de una iniciativa que es positiva para la entidad a la que se cede el terreno, y para la propia ciudad. En el primer caso, porque facilita la realización de actividades educativas ligadas a la naturaleza y el medio ambiente, en beneficio tanto de los alumnos del Colegio Siglo XXI, como de los vecinos de la zona, que encontrarán en el nuevo huerto una forma diferente de pasar sus ratos de ocio. En el segundo caso, la cesión del terreno también beneficia a la ciudad, no sólo porque contribuye a la sostenibilidad y educación ambiental, sino al adecuado mantenimiento y cuidado de los terrenos, hasta el momento en que tenga lugar la construcción del equipamiento al que están destinados, u otros usos que el Ayuntamiento determine.

Según la Memoria presentada por la asociación de vecinos «Avance», este proyecto contribuirá a la sensibilización medioambiental de la comunidad escolar y de los vecinos, potenciará en la escuela la comprensión de los conceptos de biodiversidad, ecología básica o integración medioambiental, fomentará los valores de trabajo en equipo y cooperación, acercará a los alumnos a la cultura rural y agrícola, y generará espacios de encuentro entre la comunidad escolar y los vecinos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés