Expertos en biotecnología agroalimentaria abogan por impulsar el sector a nivel europeo para generar riqueza y empleo

Especialistas en biotecnología agroalimentaria participantes en el I Encuentro Nacional de Clusters del sector, que se ha clausurado este martes en Valladolid, han coincidido en la necesidad de impulsar el sector en la agenda europea, estatal y autonómica por su capacidad de generar riqueza y empleo.

El encuentro, organizado por la Agrupación Empresarial Innovadora de Biotecnología Agroalimentaria de Castilla y León (Vitartis), ha reunido a 22 agrupaciones innovadoras de doce comunidades autónomas que representan a más de 800 empresas y medio centenar de centros tecnológicos y de investigación.

   En este marco, se ha acordado un Decálogo de Conclusiones preliminar, que fundamentalmente reclama impulsar el tejido empresarial y los proyectos innovadores como forma de fortalecer el modelo productivo español, a pesar de la difícil situación económica, según han informado a Europa Press fuentes de Vitartis.

   El conjunto de clusters aboga por alinear expectativas científicas, empresariales y políticas para lograr avances tecnológicos que fomenten la seguridad alimentaria, la calidad, la funcionalidad, la salud y el medio ambiente en materia de alimentación.

   Además, consideran que la colaboración entre agrupaciones «permitirá identificar retos de futuro, aportar soluciones y estrategias para potenciar el avance de la biotecnología agroalimentaria», especialmente en sus aspectos de nutrición y salud, por lo que «debe ser una prioridad en la agenda europea, estatal y autonómica por su capacidad de generar conocimiento y riqueza, y por consiguiente, empresas y empleo».

   Para ello, reflejan que el motor del avance radica en el tejido empresarial, en colaboración con entidades de investigación y otros agentes involucrados y entienden que el modelo productivo español se fortalecerá gracias a mejorar la solvencia empresarial, asegurar la continuidad de los actuales proyectos de I+D, ayudar la entrada de capital riesgo en las empresas de este núcleo y comprometer apoyos al sector biotecnológico.

SECTOR DE IMPULSO

   Como consecuencia de ello, y a pesar de la difícil situación económica», consideran que la biotecnología agroalimentaria «supone un impulso para basar el desarrollo-país en el avance de nuevas tecnologías y actividades innovadoras, potenciando la oferta tecnológica, la innovación y la internacionalización del sector».

   En este último aspecto, subrayan que la proyección internacional es «esencial» en una estrategia empresarial adecuada porque «la diferenciación competitiva que propone la biotecnología dota al proceso o al producto de potencialidad de mercado universal y supera el ámbito local o nacional».

COMUNICACIÓN RECÍPROCA

   Los clusters participantes han acordado promover la comunicación recíproca de propuestas de proyectos nacional, internacionales o de interés general como una forma de continuidad del esfuerzo realizado en estos días.

   Asimismo, han señalan su interés en mantener de forma periódica foros de debate e intercambio de conocimiento abierto y sinérgico de características similares al desarrollado en Valladolid.

   Por último, han acordado una declaración de apoyo a la provincia de Almería y al sector hortofrutícola español, injustamente afectados ante la alerta sanitaria provocada por el brote de la bacteria E-Coli en el mercado alemán.

JORNADA DE CLAUSURA

   En la jornada de clausura han participado algunos clusters invitados de temática no específica con la biotecnología agroalimentaria para explicar el funcionamiento y el desarrollo de proyectos de interés como Avebiom, Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, Indescat Catalan Sports Cluster o Kid’s Cluster de productos infantiles.

   En la clausura, el presidente de Vitartis, Carlos Moro, ha leído el documento de conclusiones preliminar y el subdirector general de Política de Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Gervasio Cordero, ha intervenido para señalar que desde la Administración estatal se observa «una dinámica muy positiva en el entramado de relaciones de agrupaciones innovadoras» que ha permitido a España pasar «de un 1,5 a un 3 por ciento en la inversión en biotecnología a nivel global», con la existencia de «150 clusters a nivel nacional que representan a 3.400 empresas y que dan empleo a 600.000 profesionales».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés