Qué cantidad de sal es buena para el organismo

Durante años, los médicos han advertido que el exceso de sal es malo para el corazón. Ahora un nuevo estudio de la Universidad McMaster (Canadá) sugiere que tanto los niveles altos como los bajos de consumo de sal puede predisponer a las personas con enfermedad cardiaca o diabetes a tener un mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares.

El estudio, publicado en The Journal of the American Medical Association (JAMA), ha viso que la ingesta moderada de sal se asociaba con un menor riesgo de eventos cardiovasculares, mientras que una mayor ingesta de sodio se asociaba con un mayor riesgo de ictus, ataque cardíaco y otros eventos cardiovasculares, mientras que una baja ingesta se asociaba con un mayor riesgo de muerte cardiovascular y hospitalización por insuficiencia cardíaca congestiva.

La investigación, llevada a cabo por investigadores de la Michael G. DeGroote la Facultad de Medicina de la Universidad McMaster y la Investigación en Salud Poblacional del Instituto (PHRI) de la McMaster y Ciencias de la Salud de Hamilton, fue co-dirigido por el Dr. Martin O’Donnell, profesor clínico asociado de la medicina, y el Dr. Salim Yusuf, profesor de medicina y director ejecutivo de la PHRI.

«La investigación aborda una cuestión importante para la salud de la población como es la asociación entre la ingesta de sal y la enfermedad cardiovascular», explica Martin O’Donnell, coordinador del trabajo. Para el estudio se examinó a 28.880 personas con el mayor riesgo de enfermedad cardiaca en los ensayos clínicos realizados entre 2001 y 2008.

DIRECTRICES

Los hallazgos ponen en cuestión las directrices actuales para el consumo de sal, que recomiendan a menos de 2,3 gramos (o 2.300 mg) por día. Las directrices se basan principalmente en los ensayos clínicos previos que encontraron que la presión arterial disminuye ligeramente cuando la ingesta de sodio se reduce a este nivel, algo que también se encontró en el presente estudio. Sin embargo, no existen grandes estudios que hayan analizado si los bajos niveles de ingesta de sodio reducen también la incidencia de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Los investigadores creen que aclarar cuál es la dosis óptima diaria de sodio es particularmente importante en pacientes con enfermedad coronaria, ya que pueden ser especialmente vulnerables a los efectos cardiovasculares de una ingesta muy alta o baja de sal y tienen más probabilidades de recibir recomendaciones sobre la restricción de sodio en sus dietas. «Nuestro estudio confirma la asociación entre el alto consumo de sodio y la enfermedad cardiovascular. Los hallazgos resaltan la importancia de reducir el consumo de sal en aquellos que consumen dietas altas en sal y la necesidad de reducir el contenido de sodio en los alimentos elaborados que son ricos en sal». 

www.madrimasd.orgINNOVAticias.comECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Día Mundial del Olivo 2022

Alliums ecológicos son más nutritivos

Estrategia de algas de la UE

Lo ‘bio’ en Italia y Francia

La crisis afecta al sector ‘bio’