COP27: acordaros de las niñas y las mujeres

Los derechos de mujeres y niñas, en peligro por la falta de financiación contra los desastres climáticos. Alianza-ActionAid pide a los gobiernos de la COP27 un mecanismo de financiación para hacer frente a las pérdidas y los daños.

COP27: acordaros de las niñas y las mujeres. Un nuevo informe de Alianza por la Solidaridad-ActionAid revela el alcance a largo plazo que tienen los desastres climáticos en mujeres y niñas. “La alargada sombra de la crisis climática: Por qué un nuevo mecanismo de financiación debe abordar las pérdidas y los daños” demuestra cómo las vidas de mujeres y niñas se ven afectadas por la crisis climática durante años, décadas e, incluso, a lo largo de varias generaciones.

El coste económico de emergencias climáticas como inundaciones, ciclones y sequías está causando devastación en la naturaleza y empujando a los países del Sur global a endeudarse aún más pese a ser los países con menos responsabilidad en el cambio climático. En lugar de ver aliviada su deuda después de un desastre climático, a menudo los países más vulnerables tienen que desviar fondos de los servicios públicos y adoptar medidas de austeridad para pagar a sus acreedores.

Los recortes en los servicios públicos esenciales para cubrir los costos de la recuperación de los desastres climáticos y de las consecuencias del calentamiento global. Y para pagar la deuda hacen que millones de personas pierdan sus derechos y sus oportunidades de desarrollo para salir de la pobreza y la desigualdad.

Las más perjudicadas

“Este informe muestra por primera vez cuán profundas y duraderas son, para las mujeres y las niñas que se encuentran al borde de la crisis climática, las consecuencias de no contar con un mecanismo de financiación para hacer frente a las pérdidas y los daños”, afirma la autora principal del informe, Teresa Anderson.

Durante los desastres climáticos, las mujeres y las niñas se ven desproporcionadamente afectadas por el hambre, los desplazamientos, la deuda y la violencia. Después de los desastres, cuando los presupuestos están severamente tensionados, son las más perjudicadas por las reducciones de prestación de servicios públicos, como la educación y la sanidad, y por los recortes de empleo público. Estos recortes también suponen que sean ellas las que se ocupen de los cuidados, lo que afecta a su educación y a su capacidad para obtener ingresos.

“Después de los desastres climáticos, hay una ventana de oportunidad para ayudar a las comunidades a superar las crisis, recuperarse y reconstruirse. Pero, si no hay ayuda, es probable que los países caigan en una espiral de pobreza”, advierte Anderson. “Los gobiernos deben dejar de retrasar la acción climática y abordar la brecha evidente de la financiación de pérdidas y daños en la COP27 que se está celebrando estos días en Egipto”, señala la coordinadora de Transición Ecológica e Innovación en Alianza-ActionAid, Isabel Iparraguirre.

Se les urge a acordar, en el marco de la COP27, un mecanismo de financiación para ayudar a los países más vulnerables a hacer frente a las pérdidas y los daños causados por el cambio climático. COP27: acordaros de las niñas y las mujeres.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés