La ampliación del aeropuerto de Mallorca aumentará las emisiones de gases de efecto invernadero

Cabe recordar que desde Aena ya se informó a mediados de febrero de su voluntad de reformular el proyecto y de no ampliar esta infraestructura en su capacidad máxima de movimientos por hora.

Dos informes elaborados por la Dirección General de Energía y Cambio Climático del Govern respecto al proyecto de ampliación del aeropuerto de Palma señalan que aumentaría «significativamente» las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo energético.

Según han informado este martes desde la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos, estos dos informes han sido solicitados por Enaire y son preceptivos pero no vinculantes.

Así, el Servicio de Cambio Climático y Atmósfera ha emitido el primer informe, que concluye que la ampliación de Son Sant Joan supondría un incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Concretamente, un incremento del 15% de CO2, un 17% de óxidos de nitrógeno, un 19% de hidrocarburos, un 20% de monóxido de carbono (altamente nocivo) y un 19% de azufre.

Según señalan, estos tres últimos valores son los que «más preocupan en el ámbito de la salud de las personas». Además, el informe recoge que «hay riesgo de superación» de los límites permitidos de emisión de dióxido de nitrógeno.

Por otra parte, los técnicos de la Dirección General de Energía y Cambio Climático no se muestran de acuerdo con las medidas que el proyecto de ampliación de Aena recoge a la hora de calcular la huella de carbono indirecto.

Es decir, incidan que no recoge el impacto que suponen los pasajeros más allá del aeropuerto en cuanto a consumo energético, de agua, etcétera.

Asimismo, el informe destaca que «el proyecto interfiere» en el Plan de Mejora de la Calidad del Aire de Palma y pone énfasis en el hecho de que, «aunque el proyecto es estratégico para la isla y para la Comunidad , no tiene en cuenta los planes estratégicos» ni de la isla ni de la Comunidad, tales como la Ley de Cambio Climático o el Plan Director Sectorial de Residuos, entre otros, y contraviene el Acuerdo de París.

Cambio climático

El segundo informe, que ha sido elaborado la Dirección General de Energía y Cambio Climático, hace referencia al consumo energético y a la eficiencia del proyecto y, por un lado, estima un incremento de la potencia de 12 MW, pero no descarta que esta subida pueda llegar hasta los 51 MW, ya que Enaire no ofrece datos en este sentido.

También prevé un incremento de consumo de energía de 14,6 millones de kWh al año, equivalente al consumo de 4.300 viviendas. Además, el aumento de consumo de combustible relacionado con el aumento del tráfico aéreo, supondría un incremento del consumo total de energía de la isla de Mallorca del 7%.

Los técnicos también destacan la «falta de concreción» sobre las medidas de eficiencia energética y la implantación de energías renovables. Además, en el Código técnico de edificaciones no justifican que se cumpla con el criterio de limitación del consumo energético.

Puntos que incumplen la ley de cambio climático

Por otra parte, los informes recogen una serie de puntos que no cumplen la Ley de cambio climático, como el porcentaje de cubiertas fotovoltaicas en la zona de aparcamiento, como tampoco indican si las nuevas instalaciones térmicas serán de fuentes renovables y tampoco cumplen que las infraestructuras de puntos de recarga se puedan ampliar de una por cada cinco plazas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés