Exigimos medidas anticontaminación en los tramites ambientales de Alusigma en Gijón

Hemos presentado alegaciones con motivo de la información pública de la Revisión de la Autorización Ambiental Integrada, de la planta para refusión de aluminio (Alusigma) ubicada en el polígono de Somonte en Gijón.

Desde el principio venimos reclamando que dentro de obligación de las empresas de disponer de las mejoras técnicas esta planta resuelva el grave problema de las emisiones de gases y los olores que genera esta instalación, de la que se quejan los colindantes, vecinos y trabajadores.

Un olor es indicador de la presencia en el aire de gases o partículas que se aprecian también en las abundantes emisiones en la carga y descarga.

Es necesario tomar medidas para reconducir la situación creada por el problema social que constituyen las múltiples quejas derivadas de episodios de olores nauseabundos y el gran volumen de las emisiones de noche y de día, que han supuesto un gran número de molestias a los colindantes, por lo que es preciso mejor el proceso para evitar estas molestias que afectan a todo el entorno, tanto a los vecinos como a los trabajadores de las empresas colindantes.

Es evidente que los actuales sistemas de tratamiento de gases y de tratamiento del proceso de la planta, resultan claramente insuficiente viendo las emisiones de los focos y las difusas en la planta que se ven salir por las puertas para alarmas de las empresas colindantes del polígono que se han quejado en reiteradas ocasiones.

Nos preocupa de forma especial por su toxicidad las emisiones de compuestos orgánicos las policlorodibenzodioxinas, presentes en la fundición de las chatarras tratadas que presentan numerosos materiales contaminantes, en el proceso se emiten al aire o van a los residuos con el consiguiente impacto.

Es necesario un programa de prevención y reducción de olores destinado a determinar la fuente o fuentes, medir o estimar la exposición a los olores, caracterizar las contribuciones de las fuentes, y aplicar medidas de prevención y reducción sin demora.

Debe realizarse un seguimiento de la contaminación acústica de las instalaciones por más que se trata de una zona industrial por las quejas que se recibe de los colindantes de los ruidos por las noches.

Esperemos que el Gobierno de Asturias deje de ser un coladero con las actividades contaminantes de algunas empresas en Asturias, hay que recordar que Gijón es un concejo con un gran problema de contaminación, que el pasado año 2019 empeoro en la mayoría de los contaminantes con el consiguiente impacto para la salud de los vecinos, por lo que se necesita tomar más decididas que las hasta ahora incluidas en el plan de mejora de la calidad del aire del área de Gijón.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés