Constituido el Consejo del Clima con el que «Castilla – La Mancha da un paso más en su Estrategia de lucha contra el cambio climático»

Un Consejo, destacó, «en el que participan todas las instituciones públicas y privadas, empresarios, sindicatos, asociaciones, colectivos y grupos ecologistas que firmaron el pasado 7 de octubre de 2009 el Pacto regional contra el Cambio Climático».

   El siguiente paso, mencionó, «es la aprobación de la Estrategia de Mitigación y Adaptación frente al Cambio Climático que, en la actualidad, sigue recibiendo aportaciones que, sin duda, enriquecen un texto que contempla más de 290 medidas dirigidas especialmente a aquellos sectores que, como el transporte, la reforestación o la agricultura, ayudan a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero».

   En concreto, recordó, «los principales objetivos de la Estrategia consisten en reducir en 3,2 millones de toneladas las emisiones en el horizonte 2012; incrementar en un 2 por ciento la capacidad de sumidero de nuestras masas forestales; minimizar los impactos y reducir las vulnerabilidades de los sectores económicos, el medio ambiente, la salud y las personas frente a los efectos del Cambio Climático, informó la Junta en nota de prensa.

   En esta línea, la responsable autonómica puso de manifiesto «el papel fundamental de los ciudadanos y de la sociedad en su conjunto para que las políticas de lucha contra el cambio climático sean una realidad en nuestra región». Así, puso como ejemplo «la necesidad de que todos los ciudadanos participen de forma activa y responsable en la puesta en marcha del II Plan de Gestión de Residuos de Castilla-La Mancha».

   En este contexto, destacó Fernández, «el presidente, José María Barreda, tiene claro que sólo desde el acuerdo social es posible luchar contra este fenómeno». Además, la apuesta del Gobierno regional por las energías renovables y los programas de ahorro y eficiencia energética permitirá un importante control y reducción de las emisiones, que ya se está manifestando.

   En 2008, las energías renovables (eólica y solar, fundamentalmente) incrementaron su producción hasta más de 32 por ciento del total de la producción eléctrica, lo que permitió la reducción en más de 900.000 toneladas de CO2 equivalente, una reducción del 31 por ciento en el sector de la generación eléctrica.

   En 2009, la situación ha sido parecida, ya que las renovables han vuelto a conseguir una reducción de un 21 por ciento en las emisiones del sector eléctrico a nivel nacional, principalmente por el aumento en la generación eólica y de otras renovables.

   Por último, la titular de Medio Ambiente del Ejecutivo autonómico recordó el protagonismo nacional e internacional de Castilla-La Mancha en la lucha contra el Cambio Climático, especialmente a partir del 10 de febrero con la celebración en Albacete de la «II Convención Nacional sobre el Cambio Climático y la Sostenibilidad en España».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés