La UE se compromete a reducir en un 30% las emisiones de CO2

«Europa tiene un alto nivel de emisiones de CO2 a la atmósfera. Una de las asignaturas pendientes son los edificios ya que son los principales consumidores energéticos y emisores de CO2 de la sociedad moderna” (representan el 40% del consumo energético de la UE)».
 
La energía más limpia es la energía que ahorramos. Aislar correctamente puede suponer una reducción en el consumo de energía de más del 50%.

 

El sector de la edificación es el lugar para empezar a ahorrar. La construcción y la climatización de edificios suponen el 33-50% del consumo energético total de la sociedad. El potencial de ahorro de energía y CO2 es sustancial.

 

Frenar el calentamiento global

 

 Una reducción del 80% de las emisiones de CO2 en 2050. Éste es el reto al que se enfrenta el mundo desarrollado si queremos tener la oportunidad de limitar el aumento de la temperatura global media en “sólo” 2ºC críticos. A escala global, las emisiones deben reducirse a más de la mitad.

 

 

 

 

 

 

De acuerdo con el Panel Intergubernamental de expertos sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC), la acción inmediata resulta primordial. Las emisiones de CO2 deben empezar a reducirse en un plazo de tan sólo seis años. Sin embargo, los países en desarrollo necesitan urgentemente aumentar su nivel de prosperidad.

 

Los recursos limitados de combustibles fósiles baratos y biocombustibles no hacen más que sumarse a la realidad incontestable de que el crecimiento económico en los países pobres sólo puede ser sostenible mediante el ahorro de energía y las tecnologías de baja emisión de CO2.

 

Ahorro de 460 millones de toneladas de CO2 al año

 

Sólo en Europa, con tan sólo someter los edificios a algún tipo de reforma hasta alcanzar los estándares energéticos, podemos ahorrar 460 millones de toneladas de CO2 al año. Este ahorro iguala el total de emisiones anuales en Italia. El europeo medio ganaría poder adquisitivo y ahorraría casi 500 € en costes energéticos cada año, según estudios de Ecofys (una de las más importantes consultorías de investigación de aplicaciones para el ahorro energético y las energías renovables en Europa).

 

EURIMA (European Mineral Wool Manufacturers Association) estima asimismo que pueden crearse más de 500.000 puestos de trabajo.

 

Rafael Rodríguez afirma que «Cuando los edificios lleguen a unos niveles mínimos de pérdida de energía, tendrá sentido empezar a buscar en otros aspectos de la construcción como el uso de fuentes de energía renovables, tales como los paneles solares».

 

Un total de 11 toneladas de CO2 es lo que puede ahorrar anualmente una familia si moderniza su hogar de 150 m2 conforme a los estándares de baja energía. También gozará de un mejor confort interior y de un ahorro de hasta 1.900 € anuales en energía.

 

Empleos sostenibles para frenar la crisis económica y energética

 

Con millones de parados, ahora es el momento de invertir en un futuro mejor y renovar nuestros edificios. Gracias a la rehabilitación energética es posible crear nuevos puestos de trabajo. En lo que respecta al ahorro de grandes cantidades de costosa energía de calefacción y refrigeración, el aislamiento es una de las fuentes de ahorro de CO2 más rentables.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés