Azuara defiende el futuro de Ciuden al margen del carbón nacional y dice que «la partida se juega a nivel internacional»

Azuara, quien presentó la iniciativa ante los medios de comunicación, indicó no obstante que la intención de la Ciuden es colocar a El Bierzo en la «cresta de la ola» del desarrollo tecnológico en los próximos años. «Si no hay tecnología, no va a haber uso del carbón», expresó.

   El director de la Fundación indicó que el proyecto, que como destacó «ya está creando empleo», nace con vocación de convertirse en un centro de referencia internacional del carbón a pesar de que las nuevas tecnologías como las que se experimentarán en Ciuden «encarecerán el coste de generación de energía».

   «Capturar CO2 es un proceso costoso, pero con este desarrollo tecnológico se pretende que vaya bajando», añadió, al tiempo que insistió en que en el futuro el coste de la materia prima del carbón «será menos relevante» pero que el producto nacional tiene que competir con otros países que cuentan con explotaciones a cielo abierto y ofrecen la tonelada a precios inferiores al de España.

   «Cuando compramos petróleo no nos preguntamos si el barril viene de Venezuela o de Kuwait pero el coste de la materia no es el mismo; no obstante, nos fijamos en el valor final», explicó el presidente, quien afirmó que la competición «es un tema que nunca se va a librar».

   En su presentación de la Ciudad de la Energía, Azuara manifestó que en estos momentos se vive un periodo de transición en el que las tecnologías «encarecerán» el carbón pero reiteró que «sin tecnología, el carbón no se usará».

   «El producto nacional tendrá que hacer su pelea con el internacional, puede que estas tecnologías mejoren la competitividad pero si no existen éstas, no se usará ni lo uno ni lo otro», zanjó.

   La Ciuden, iniciativa que comenzó a forjarse en 2006, se construye en la ciudad leonesa de Ponferrada y pretende el desarrollo económico, tecnológico y social de la comarca de El Bierzo y entornos aledaños.

   Con una inversión cercana a los 280 millones de euros, contempla como infraestructuras principales la creación de una planta experimental de captura de CO2 en Cubillos del Sil (León), otra de almacenamiento geológico de CO2 en Hontomín (Burgos) y la puesta en marcha en Ponferrada del Museo Nacional de la Energía.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés