Greenpeace pide en el congreso que España apoye una reducción de emisiones del 30% para 2020 en la UE

Greenpeace participa mañana en una jornada dedicada al cambio climático, con la vista puesta en la cumbre de Cancún, que se desarrollará en el Congreso de los Diputados con la presencia de Hugo Morán, secretario Federal de Medio Ambienta y desarrollo Rural del PSOE, Teresa Ribera, secretaria de Estado para Cambio Climático, y representantes de la Comisión Mixta Congreso-Senado para cambio climático. Coincidiendo con la cumbre de jefes de Estado de la Unión Europea en Bruselas, Greenpeace pedirá formalmente al Congreso durante la jornada que España apoye el aumento del compromiso europeo de reducción de emisiones para 2020 al 30%.

La organización estará acompañada de Gordon Hamilton, glaciólogo especializado en el estudio de las repercusiones que tienen los mantos polares ártico y antártico en el aumento del nivel del mar, que confirma la urgencia de tomar medidas frente al cambio climático. Hamilton participó en la Expedición 2009 de Greenpeace en el Ártico y presentará los datos obtenidos de los medidores que se colocaron entonces y han sido recogidos en agosto de este año. Hugo Morán estuvo presente en la expedición de Greenpeace.

«Los datos obtenidos en las expediciones al Ártico realizadas en los dos últimos veranos conjuntamente con Greenpeace confirman que el cambio climático avanza más deprisa de lo esperado inicialmente y que el agua procedente del deshielo y de corrientes cálidas subtropicales contribuyen a esta aceleración. La acción política para detener el cambio climático es urgente y España, como miembro de la UE, tiene un papel muy importante en esta lucha» ha declarado Gordon Hamilton, profesor asociado al área de investigación del Climate Change Institute y el Department of Earth Sciences de la Universidad de Maine (EEUU).

Greenpeace recuerda que Alemania, Gran Bretaña, Francia y Dinamarca ya se han manifestado a favor de un compromiso europeo de reducción de emisiones incondicional del 30% para 2020 y que casi 30 de las mayores compañías europeas han apoyado esta iniciativa mediante una declaración conjunta firmada, entre otros, por directivos de Acciona, Philips, Barilla, Vodafone o Google (1).

Según la organización estas peticiones de mayor acción climática se basan en la voluntad de detener el calentamiento global y, sobre todo, en los últimos estudios que demuestran que una mayor reducción de emisiones implica mayor crecimiento económico, creación de nuevos empleos estables, aumento de la competitividad y mejoras en seguridad e independencia energética (2). Greenpeace considera que estos argumentos no pueden ser ignorados por el gobierno de un país que, como España, no sólo es uno de los más afectados por el cambio climático en la UE, sino que podría ser uno de los que obtengan mayores beneficios del impulso de las energías renovables.

«Queremos llevar la ciencia al Congreso para que la clase política fundamente en ésta sus decisiones en lugar de dejar que la política climática de España venga marcada por los intereses económicos del sector de los combustibles fósiles» ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña Cambio climático y Energía de Greenpeace.

«En España ya son muchos los sectores económicos afectados por el cambio climático y es incomprensible que el Gobierno español no tome medidas ya no sólo para garantizar el derecho al medio ambiente que reconoce la Constitución, sino para proteger a estos sectores, que son clave en nuestra economía» ha concluido Vila.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés