Lucha contra el cambio climático para salir de la recesión

El informe, al que ha tenido acceso Europa Press, recomienda cinco medidas con «atractivas ventajas» a nivel local para combatir el cambio climático en materia de eficiencia energética; protección de los bosques; financiación adecuada de los proyectos; transferencia de tecnología, y aprendizaje acelerado. «Las inundaciones en Pakistán y África occidental, y las olas de calor en Rusia son ejemplos concretos de las graves amenazas para el desarrollo que representa el cambio climático», ha apuntado el director general de IEG, Vinod Thomas, quien considera que la eficacia es «fundamental» para afrontar los «urgentes desafíos».

   El documento recuerda que entre 2003 y 2008, el grupo del Banco Mundial aumentó sus inversiones anuales en energía renovable y eficiencia energética de 200 a 2.000 millones de dólares. Además, subraya que en 2008 adoptó un marco de políticas de desarrollo y cambio climático y después movilizó otros 5.000 millones de dólares en recursos destinados a la reducción de los gases de efecto invernadero.

   Por ámbitos, el análisis estima que los proyectos de eficiencia energética pueden aportar a los países «rentabilidad económica directa muy superior a la de la mayoría de otros proyectos en desarrollo» y, al mismo tiempo, reducir las emisiones de efecto invernadero.

   En materia de desaceleración de la deforestación, señala que en base a un análisis del IEG a nivel mundial, «las zonas protegidas reducen considerablemente la deforestación de los bosques tropicales», ya que «en comparación con las zonas sometidas a una protección estricta, las tasas de deforestación eran más bajas en las zonas en las que se permitía el aprovechamiento sostenible por las poblaciones locales, y más bajas aún en las zonas controladas por poblaciones indígenas».

   Por otro lado, reconoce que los préstamos a largo plazo han contribuido a facilitar inversiones en energía hidroeléctrica y eólica. Sin embargo, lamenta que el mercado del carbono «aún no ha conseguido movilizar inversiones significativas en energía hidroeléctrica y eólica» y que con los actuales precios imperantes en este mercado, las ventas de compensaciones tuvieron un «impacto muy reducido» en las tasas de rentabilidad de proyectos de renovables.

BUENOS RESULTADOS DE LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA

   En cuanto a la transferencia de tecnología, el IEG destaca que este aspecto «da buenos resultados cuando la lógica de la aplicación experimental y la demostración está bien pensada y cuando se acude a donaciones para mitigar el riesgo de las iniciativas experimentales».

   En todo caso, el informe del IEG recomienda que el Grupo del Banco Mundial «replantee» sus esfuerzos para orientarlos a aquellos sectores e instrumentos con mayor impacto, y que ponga relativamente «más énfasis» en la eficiencia energética.

   Igualmente, enfatiza la necesidad de que el Banco Mundial brinde activamente asistencia a sus clientes para que abandonen el uso del carbón, mediante el análisis de todo el sistema de energía para buscar alternativas más limpias y eficaces en función de los costos y con mayores posibilidades de financiamiento».

   Finalmente pide «encarecidamente» al Grupo del Banco Mundial que «adopte un enfoque de capital de riesgo en los sectores público y privado» para formar una cartera de inversiones «promisorias» y ampliar «rápidamente» aquellas que resulten exitosas.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés