Actualizar

jueves, febrero 9, 2023

Vientos, CO2, y la Antártida

Una investigación liderada por la Universidad Nacional de Australia (ANU) ha explicado por qué la Antártida no se está calentando tanto como otros continentes, especialmente el Ártico, y por qué el sur de Australia está registrando más sequías .

   Los investigadores han encontrado niveles crecientes de dióxido de carbono en la atmósfera están fortaleciendo los tormentosos vientos del Océano Austral que llevan la lluvia hasta el sur de Australia , pero empujándolos más al sur, hacia la Antártida. El estudio se publica en Nature Climate Change.

   La investigadora principal, Nerilie Abram, de la Escuela de Investigación de Ciencias de la Tierra de la ANU, concluye que «con el calentamiento de efecto invernadero, la Antártida está arrebatando precipitación a Australia, algo que no es una buena noticia. Como los gases de efecto invernadero siguen aumentando vamos a ver llegar menos tormentas hacioa Australia. A medida que los vientos del oeste se están reduciendo, en realidad están atrapando más aire frío sobre la Antártida. Esta es la razón por la que la Antártida ha ido en contra de la tendencia global y no se ha calentado».

   Mientras que esta es la situación en la mayor parte de la Antártida, se observa un rápido incremento en el derretimiento del hielo del verano, un retroceso de los glaciares y plataformas de hielo que se derrumba en la Península Antártica, donde los vientos más fuertes que pasan por el pasaje de Drake están haciendo que el clima se haga más cálido de forma excepcionalmente rápida.

   Mediante el análisis de núcleos de hielo de la Antártida, junto con los datos de anillos de árboles y lagos de América del Sur, la doctora Abram y sus colegas fueron capaces de extender la historia de los vientos del oeste en el último milenio.

LOS VIENTOS MÁS FUERTES EN MIL AÑOS

   «Los vientos del Océano Austral ahora son más fuertes que en cualquier otro momento de los últimos 1.000 años», dijo Abram.
«El fortalecimiento de estos vientos ha sido especialmente prominente en los últimos 70 años y mediante la combinación de nuestras observaciones con modelos climáticos, se puede vincular con claridad al aumento de los niveles de gases de efecto invernadero».

   Los co-autores Robert Mulvaney y Matthew England dijeron que el estudio responde a las preguntas clave sobre el cambio climático en la Antártida. «El fortalecimiento de los vientos del oeste nos ayuda a explicar por qué las grandes partes del continente antártico aún no están mostrando evidencias de calentamiento climático», dijo  Mulvaney, del British Antarctic Survey .

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés