¿Cómo reducir el consumo de energía y combatir el CO2?

A nivel mundial, cada vez se hace más patente la necesidad de potenciar y reducir drásticamente el uso de la energía y de combatir el pernicioso CO2, uno de los principales responsables del calentamiento global.

Optimizar es la clave

Construcción

La construcción es responsable de un enorme porcentaje de emisiones de CO2. En España deben endurecerse las disposiciones que rigen a los procesos de renovación y a la construcción de nuevos edificios, para tener en cuenta todas las posibilidades de mejorar el rendimiento energético de los edificios en términos de orientación, aislamiento, aprovechamiento de las energías renovables, consumo de recursos, etc. estas son algunas ideas:

  • Limitar las situaciones de consumo energético en los distintos usos (iluminación, calefacción, electrodomésticos, climatización, etc.)
  • Aislar mejor todas las edificaciones nuevas y antiguas para reducir la necesidad de calefacción (paredes, acristalamientos, techos, materiales, etc.)
  • Desarrollar equipos descentralizados para producir electricidad, calefacción y agua caliente sanitaria utilizando pilas de combustibles, energías renovables, empleo de contadores inteligentes, etc.

Transportes

Otro de los sectores que más CO2 produce es sin dudas el transporte en general: aéreo, terrestre y marino, por lo que deben sufrir modificaciones radicales para reducirlas.

  • Fomentar el uso y desarrollar el transporte público.
  • Promover el cambio hacia la movilidad eléctrica contribuyendo con ayudas y subvenciones.
  • Educar e informar, para modificar el comportamiento individual: elección de transporte, conducción consciente y económica, etc.

Industria

La industria pesada, la energética y la manufacturera en general también contribuyen al calentamiento global, produciendo ingentes cantidades de CO2, aunque también ha sido el sector que ha realizado el mayor esfuerzo para reducirlas.

Aun así, deberían seguir disminuyéndolas, mejorando de forma sustancial los procesos productivos e investigando, innovando, desarrollando y aplicando tecnologías que les permitan producir más, consumiendo menos energía,

Opciones energéticas e investigación

- Advertisement -

La eficiencia energética depende en primer término de las fuentes de energía que cada país elija como base de producción, algo que estará limitado por los recursos con los que cuenta, la disposición política, la economía, etc. Pero esta siempre puede mejorarse desarrollando y poniendo en práctica diferentes métodos de producción y aplicando medidas como:

  • Aumentar la eficiencia energética de las instalaciones introduciendo mejoras físicas significativas.
  • Limitar las pérdidas de electricidad durante la producción, el transporte y la distribución, gracias al empleo de tecnologías más eficientes.
  • Produciendo a partir de fuentes no contaminantes, como son las energías renovables: hidráulica, biomasa, eólica, solar fotovoltaica, geotérmica y energías marinas.
  • Capturando CO2 de la atmósfera y durante los procesos de producción.
  • Reutilizando el CO2 capturado para equilibrar las pérdidas económicas.
  • Evitando todo tipo de contaminación de las aguas, especialmente de los océanos, que son grandes eliminadores de CO2.

Expansión forestal

Combatir la deforestación activamente y contribuir a la creación de sumideros naturales de carbono es un importantísimo recurso que también puede tener un impacto diferencial y positivo en la mitigación del cambio climático y en la eliminación de las emisiones.

Gracias al mecanismo de la fotosíntesis, los bosques fijan grandes cantidades de CO2. Pero esta expansión debe respetar la flora natural y autóctona, puesto que, de lo contrario, puede eliminar el dióxido de carbono, pero tener desastrosos efectos para la biota local.

Seguimos produciendo demasiado CO2

La triste realidad es que: aun mitigando su producción, secuestrando y capturando este gas, el mundo produce mucho más de lo que es capaz de combatir. Por eso es necesario un cambio de mentalidad global, pero muy especialmente en aquellas naciones que tienen mayores índices de consumo, puesto que son las que más cantidad de CO2 emiten. Sin ese cambio, el calentamiento global podría acabar con toda la vida del planeta.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés