Catamarca: Conflicto vecinal por la tala de 1.500 árboles en Valle Viejo

Finalmente Jalile los recibió en la calle y escuchó el planteo de las dos partes.

Un grupo de vecinos de la localidad de Santa Rosa, en el departamento Valle Viejo, que desde hace días se manifiesta en contra de la poda de árboles que se viene registrando en la calle Crisanto Gómez -en el marco de un plan de obras de pavimentación que lleva adelante la municipalidad ese departamento-, se reunió ayer frente al edificio comunal a la espera de una respuesta por parte del intendente Gustavo Jalile.
Pero enseguida llegó otro grupo más numeroso, y también pidió hablar con el intendente para solicitarle que continúe con la obra que se encuentra paralizada desde hace varios días por la protesta de los que se oponen a la poda de los árboles.
Finalmente Jalile los recibió en la calle y escuchó el planteo de las dos partes.
Pero los últimos en llegar dijeron ser «la mayoría” de los que residen sobre la calle intervenida y aseguraron que quienes se oponen al avance de la obra «no viven en Santa Rosa”.
Al término del encuentro el intendente chacarero explicó que «la normativa dice desde hace 30 años que las calles de Valle Viejo son de 16 metros, salvo algunas excepciones, como la Joaquín Acuña y alguna otra; las líneas municipales se dan a 16 metros, si no estaríamos violando la ordenanza, entonces la calzada es de 7 metros, y nosotros la queremos llevar a 9 metros. Todos los corrimientos en las rejas, verjas y nuevas líneas municipales están dados a los 16 metros, como corresponde».
Señaló que «el problema es que dicen que hay tres arboles. Yo fui a verlos y vi que hay uno solo que está adentro de los siete metros, entonces no lo puedo dejar allí para que venga un auto, o una moto, se estrelle y alguien se mate, porque en ese caso voy a estar ante el incumplimiento de deberes de funcionario público por no respetar una ordenanza”.
Jalile aseguró que la mayoría de los vecinos están de acuerdo con los trabajos que se realizan en la calle Crisanto Gómez y que «de esa gente (que protesta en contra de la tala de árboles), yo reconozco a dos que tienen vivienda allí. A los demás nos lo vi y son los que plantean este tema. El resto que son el 99% de los vecinos, están acompañando la obra, y ahora vinieron a pedir que se continúe».
Por último, Jalile explicó que los trabajos en la calle Joaquín Acuña -quizá la más importante de Santa Rosa-, consiste en la ampliación de la avenida, la reforestación, pavimentación, instalación de alumbrado público y la construcción total de veredas para el tránsito de los peatones.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés