Actualizar

lunes, enero 30, 2023

La tribu sioux defiende sus tierras sagradas

Se trata de un oleoducto de 1.168 millas que atravesaría sus tierras consideradas sagradas y por la cual se han levantado a protestar las comunidades dakotas, nakotas y lakotas de Dakota del Norte y Sur, Iowa e Illinois, así como grupos ambientalistas del país y del mundo.

«El Ejército de Estados Unidos no autorizará la construcción de tubería del oleoducto de Dakota en la zona del ejército que está en los alrededores del Lago Oahe hasta que se pueda determinar si será necesario reconsiderar cualquiera de sus decisiones anteriores bajo la Ley Nacional de Política Ambiental (NEPA) u otro programa federal leyes. Por lo tanto, la construcción del oleoducto no va a seguir adelante en este momento», anunció un comunicado oficial este viernes por la tarde.

Se trata de un oleoducto de 1.168 millas que atravesaría sus tierras consideradas sagradas y por la cual se han levantado a protestar las comunidades dakotas, nakotas y lakotas de Dakota del Norte y Sur, Iowa e Illinois, así como grupos ambientalistas del país y del mundo.

El anuncio asegura que el Ejército se moverá con rapidez para tomar esta determinación, «ya que todos los involucrados, incluyendo la compañía de la tubería y sus trabajadores, merece una resolución clara y oportuna. Mientras tanto, solicitamos que la compañía de la tubería pause voluntariamente toda la actividad de la construcción dentro de 20 millas al este u oeste del lago Oahe».

Esto no significa que la totalidad del oleoducto se ha descartado, pero sí significa que la construcción se detuvo en este sitio considerado sagrado para estos pueblos.

El ejército dio a conocer esta resolución minutos después de que el juez James Boasberg negara la petición de los pueblos nativos de detener la construcción del llamado Dakota Access.

En esta demanda, los nativos alegaban que la decisión del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de emitir permisos para construir el oleoducto viola la Ley Nacional de Preservación Histórica. «Apreciamos la opinión del Tribunal de Distrito hacia Cuerpo de Ingenieros del Ejército acerca del cumplimiento con la Ley Nacional de Preservación Histórica. Sin embargo, importantes cuestiones fueron planteadas por la tribu Sioux de Standing Rock y otras naciones tribales y sus miembros con respecto a la tubería de Dakota específicamente Access», reconocen.

La obra del Dakota Access está valorada en $3,700 millones y su intención es transferir hasta 570,00 barriles de petróleo crudo por día desde la región de Dakota del Norte hasta Illinois. Según la Cámara de Comercio de Estados Unidos, su construcción proveería a la región con 12,000 nuevos empleos. Sin embargo, los nativos aseguran que la tubería impactaría cementerios, anillos de piedra de oración, artefactos y otros sitios ceremoniales e históricos indígenas, así como el cauce del río Missouri, fuente de agua potable para millones de personas.

Según Tom Bastian, del Departamento de Recursos Natuales de Missouri, el volumen anual de este río es de aproximadamente 19.3 trillones de galones por año. Los sistemas comunitarios de agua en Missouri abastecieron a más de 5 millones de habitantes en el año 2015.

La estructura de tuberías prevista se ubica a menos de una milla de distancia de la reserva llamada Standing Rock entre Dakota del Norte y del Sur. “Estamos haciendo eso, no sólo por el Sioux de Standing Rock, sino también por los 17 millones de personas que viven en las comunidades y en las granjas aguas abajo, cuya existencia depende de la protección de nuestros ríos”, había explicado Dave Archambault II, jefe de la tribu sioux. Los nativos seguirán buscando alternativas judiciales contra esta construcción pero siempre desde una forma pacífica.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés