Manifestantes indígenas realizan nuevos bloqueos en la ciudad canadiense de Edmonton

Los manifestantes han bloqueado el área comprendida entre la Avenida 110 y la Carretera 261 desde las 4.00 (hora local) de este miércoles.

Decenas de manifestantes indígenas han realizado este miércoles nuevos bloqueos de carreteras y vías ferroviarias en la ciudad de Edmonton, en la provincia canadiense de Alberta, en el marco de las protestas que comenzaron hace ya varias semanas contra la construcción de un gaseoducto de más de 600 kilómetros en Columbia Británica.

Un grupo de activistas llamado ‘Cuzzins for Wet’suwet’en’ ha indicado que las protestas, que han llevado a varias personas a tumbarse sobre las vías del tren, son una muestra de «solidaridad» con los pueblos indígenas que buscan evitar que el gaseoducto atraviese sus tierras.

Los indígenas han explicado a la cadena de televisión CBC que un tren ha llegado a la zona poco después del inicio de los bloqueos, por lo que los manifestantes han tenido que tumbarse en las vías. Poco después se detuvo y se alejó de la zona.

- Advertisement -

El jefe de la Policía de Edmonton Barry Maron ha aseverado que «hay gente sobre las vías». «No están en la carretera, están en la propiedad de la Compañía Nacional de Ferrocarril, por lo que estamos trabajando con ellos para resolverlo», ha indicado.

«También hay un tren esperando para pasar», ha afirmado antes de aclarar que la Policía no tiene «prisa alguna» para lidiar con los manifestantes. «Todavía es muy pronto. Hemos ido a evaluar la situación pero todavía no hemos hecho nada», ha expresado.

La empresa ferroviaria, por su parte, ha confirmado que el tránsito se encuentra interrumpido en la zona y que se está procediendo a evaluar la situación para analizar las posibilidades «legales» de la compañía.

Los bloqueos, que comenzaron hace trece días, han provocad la suspensión del servicio ferroviario en gran parte del país, lo que afecta principalmente a comercios y agricultores cuyos medios de vida dependen del tren.

Sin embargo, la empresa TC Energy, que se encuentra al frente del proyecto para construir el gaseoducto, ha rechazado la posibilidad de trazar una ruta alternativa para el gaseoducto y ha insistido en que llevará a cabo su plan inicial a pesar de las protestas de activistas, defensores del medio ambiente y miembros de la comunidad Wet’suwet’en.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha pedido «paciencia» para resolver la disputa y ha aesverado que la prioridad del Gobierno es abordar la situación «mediante el diálogo», sin hacer uso de la fuerza y garantizando la seguridad de la población.

Por el momento más de una veintena de personas han sido detenidas en relación con los bloqueos, que han afectado principalmente a ciudades del este del país.

El gobierno asegura que existen «vías» para resolver el problema

El ministro de Asuntos Indígenas, Marc Miller, ha sostenido que hay una «vía» para salir adelante y reducir las tensiones provocadas por los manifestantes que se oponen al plan de TC Energy.

«Sé que lo que ha sucedido recientemente en Columbia Británica y varias zonas del país es preocupante. Es una situación muy complicada para todos, para aquellos que no son indígenas pero especialmente para aquellos que sí lo son», ha lamentado.

En este sentido, ha dicho que el Gobierno «está trabajando para alcanzar una solución pacífica» y ha insistido en que Ottawa se muestra optimista y «claramente, ve que existen vías» para avanzar y salir adelante.

«Los canadienses deben saber que estamos abordando el asunto de la mejor forma posible y dándole la máxima prioridad», ha remachado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés