Calderón pide incentivos para reducir las emisiones de carbono

El presidente de México, Felipe Calderón, abogó hoy por que se incentive a los países a adoptar medidas para reducir sus emisiones de carbono y luchar contra el cambio climático.

Calderón dijo que sólo así podrá tener éxito la próxima cumbre de la ONU sobre cambio climático que se celebrará a finales de año en la ciudad mexicana de Cancún para tratar de lograr un acuerdo que sustituya al de Kioto, tras el fracaso de la cumbre de Copenhague en diciembre pasado.

El mandatario mexicano hablaba en una sesión del Foro de Davos dedicada al cambio climático, en la que representantes de la industria automovilística pidieron que se fijen objetivos claros.

«Debemos tratar de aprender de los errores de Copenhague y restablecer la confianza entre los países desarrollados y en desarrollo. Para ello quiero traer a Cancún a todas las partes y escuchar todas las voces», afirmó Calderón.

Dijo que se debe entender que «hay percepciones muy diferentes del problema, hay posturas distintas y muchos intereses legítimos, pues no tienen la misma percepción los países pequeños que están en peligro de perder su territorio por el calentamiento, los países industrializados, los países en desarrollo con grandes emisiones o los que no contaminan».

Calderón subrayó que «la falta de consenso está relacionada con problemas económicos de cada país, porque hay unos costes económicos asociados a la tarea» de frenar el cambio climático.

Y señaló que «si podemos encontrar un mecanismo económico con los incentivos adecuados para impulsar acciones, sea de los países en desarrollo o desarrollados, estaremos en el camino de encontrar una solución en Cancún».

Calderón destacó que «las evidencias científicas (sobre la realidad del cambio climático) son apabullantes», y sus efectos están afectando a la gente normal en sus vidas en los países en desarrollo y desarrollados.

«Hoy, por ejemplo, miles de turistas en Perú están atrapados por las inundaciones, en Europa la nieve está casi paralizando la actividad económica, y hace unos años en Francia, centenares de personas murieron por una ola de calor», dijo.

En la misma sesión, el presidente de la alianza automovilística Renault-Nissan, Carlos Ghosn, pidió que se establezcan «objetivos claros» porque «el sector privado necesita saber adónde tenemos que ir».

Según Ghosn, la mejor solución para reducir las emisiones de los automóviles «saldrá de una buena colaboración entre esta industria, la del petróleo y la química».

Con un enfoque integrado «nadie escapa a su responsabilidad, pero así estamos seguros de que se encontrará la mejor solución, la que tenga más sentido y requiera de menos recursos», explicó.

Agregó que «la mayoría de estas soluciones van a venir de la innovación, de la tecnología, y los gobiernos deben tener objetivos acerca de lo que la tecnología puede hacer».

PNUMA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés