Crece arbolado habanero

La Habana se benefició en 2009 con la siembra de más de 33.000 árboles. Pero funcionarios gubernamentales y ecologistas se quejan de la baja supervivencia de esas plantaciones.

Isabel Russó, jefa del Servicio Estatal Forestal de la capital, informó que en esta urbe de 2,2 millones de habitantes hay alrededor de 150.000 árboles y que el índice de boscosidad aumentó de 2,4 por ciento en 1994 a 8,6 actualmente. Sin embargo, indicó que la supervivencia es baja debido a «indisciplinas sociales», que no detalló.

En opinión del ecologista Isbel Díaz, la sobrevivencia arbórea se afecta por la falta de control a los árboles en crecimiento.

«Las instituciones muchas veces se limitan a sembrar la planta, pero carecen de recursos para cercarlas, y no pueden regarlas con la frecuencia necesaria para sobrepasar el estrés del trasplante», dijo a Tierramérica.

PNUMA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés