Actualizar

domingo, febrero 5, 2023

Expertos chilenos proponen remover el crudo en el Golfo de México con una mezcla vegetal

Expertos chilenos propusieron a una de las empresas que trabajan para frenar la expansión del derrame de crudo en el Golfo de México la utilización de un novedoso producto fabricado en Chile con una mezcla vegetal de tallos y hojas que ha sido empleado con éxito en este país.

Según explicó hoy a Efe Regina Cohen, inventora del producto y su principal promotora a través de su empresa «Ecología y Futuro», el «Petroclean», como se llama el compuesto, podría servir para limpiar el vertido de crudo en el Golfo de México.

Ahí, según se calcula, fluyen libremente al mar unos 800.000 litros diarios de crudo desde el hundimiento, el pasado 22 de abril, de la plataforma «Deepwater Horizon», operada por la British Petroleum (BP), dos días después de una explosión que se cobró la vida de 11 trabajadores

El derrame amenaza con consecuencias catastróficas para la ecología y las industrias pesqueras y turísticas de los estados de Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida.

El «Petroclean» es un producto orgánico fabricado a base de vegetales que, tras ser sometido a un proceso térmico, se vuelve hidrófobo y al entrar en contacto con el hidrocarburo «lo absorbe», explicó Cohen, que precisó que un kilogramo de esta sustancia puede absorber nueve litros de petróleo.

«Las células del vegetal lo encapsulan en su interior y no lo sueltan. Es como si estuvieran poniendo el petróleo dentro de un frasco irrompible, de donde nunca va a salir», indicó la ingeniera ambiental.

Una vez encapsulado el petróleo, se «barre el agua» y se llevan las células vegetales que contienen el hidrocarburo en su interior a una playa o lugar donde se extrae, dejando el agua limpia.

Además, el producto, que se usó por primera vez en Chile para limpiar en 2003 un derrame de petróleo en Puerto Williams, la ciudad más austral del país -a unos 3.700 kilómetros de Santiago-, es capaz de degradar el petróleo que encapsula.

Según Cohen, las bacterias que se desarrollan en la interfase agua-petróleo se alimentan de los nutrientes de la mezcla de vegetales del «Petroclean» y toman la energía del carbón del hidrocarburo y empiezan a reproducirse «de forma exponencial».

«Las bacterias van degradando el hidrocarburo y lo transforman, de ser un contaminante pasa a ser un abono orgánico», remarcó.

El producto, que también sirvió para limpiar un vertido de casi 700 metros cúbicos liberados por una planta de Enap en la Bahía de San Vicente, frente a la ciudad chilena de Talcahuano, todavía no ha sido exportado al extranjero, aunque Brasil lo está probando en una planta de Petrobras en Salvador de Bahía.

Quizás el producto se estrene en el extranjero en el Golfo de México, donde hoy BP empezó a instalar una enorme campana metálica que intentará contener el derrame.

«Lo propusimos ayer. Mostraron interés y nos pidieron algunos informes», concluyó Cohen, que se mostró esperanzada de que el producto, que empezó a desarrollar en 2001, pueda ayudar a salvar las playas y las aves de la zona, en peligro ante la inminente llegada de la marea negra.

PNUMA

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés