La Xunta ve el cupo de visitas a las Illas Atlánticas como «garantía» a un turismo sostenible

Ángeles Vázquez ha destacado otras novedades como la creación de una nueva zonificación del medio marino en el parque nacional que tiene en cuenta la dimensión vertical y profundidad de las aguas.

Todos los espacios naturales que conforman el Parque Nacional das Illas Atlánticas tendrán limitado el acceso de visitantes durante la próxima Semana Santa con el objetivo de «garantizar la conservación con el turismo sostenible«, según ha informado esta mañana la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez. El Plan rector de usos y gestión del Parque Nacional Marítimo Terrestre Illas Atlánticas (PRUX), presentado oficialmente por la conselleira en un acto en Ribeira (A Coruña), entrará en vigor en las próximas semanas después de que sea publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG).

La conselleira aclaró que la iniciativa, que fue tramitada y aprobada este jueves en el Consello de la Xunta, se ha sumado a las aprobaciones en el Consello Galego de Medio Ambiente e Desenvolvemento Sostible y en el Consello de Redes de Parques Nacionais. Por primera vez el Plan fija un cupo de acceso durante la temporada alta a la Illa de Ons de 1.300 personas al día por transporte colectivo, 200 de grupo y 300 en el camping. En las Illas Cíes el límite será de 1.800 personas al día en transporte colectivo, 200 en grupos organizados y 600 para las pernoctas en el camping. En el caso de Cortegada y Sálvora el máximo establecido al día será de 250 personas.

Ángeles Vázquez ha destacado otras novedades como la creación de una nueva ‘zonificación’ del medio marino en el parque nacional que tiene en cuenta la dimensión vertical y profundidad de las aguas. Por lo tanto, ahora se considerarán la columna de agua, los fondos marinos y las isóbatas. Esta zona se suma a las otras cinco ya reconocidas: zona de reserva, de uso restringido, de uso moderado, de uso especial y de edificaciones existentes.

La conselleira también ha explicado que con el PRUX ya está definida la hoja de ruta para la próxima década, por lo que el siguiente paso es el desarrollo de un plan de actuaciones con ocho líneas de trabajo y una inversión de más de 2,5 millones de euros, que se centrarán en la conservación de la biodiversidad y el paisaje, la investigación, el uso público, la conservación del patrimonio cultural, la mejora de la sostenibilidad y la calidad de vida y la definición de un plan de emergencias y de autoprotección y un desarrollo sostenible.

La responsable de Medio Ambiente ha recordado que en las Illas Atlánticas «destacan su valor ambiental, paisajístico y de biodiversidad». Por lo tanto, el objetivo es «mantener dichos valores», por lo que se crearán planes para eliminar especies no autóctonas y para proteger la flora de interés mediante el mantenimiento de medidas de control, mitigación y erradicación de especies invasoras que afecten a la dinámica, distribución y hábitats de las poblaciones presentes.

El «privilegio» del ayuntamiento de ribeira

Ángeles Vázquez ha destacado «el privilegio» que ostenta el ayuntamiento de Ribeira, ya que es el único municipio gallego que cuenta con dos parques naturales dentro de su territorio: las Dunas de Corrubedo y las Lagunas de Carregal y Vixán y el Parque Nacional Illas Atlánticas, en el que se encuentra integrada la Illa de Sálvora.

Ha afirmado que en las «más de 2.300 hectáreas marinas y casi 250 terrestres que abarca la Illa de Sálvora» se conservan «importantes valores» como la zona de reserva del caballo autóctono gallego, que dispone de diez ejemplares registrados. También cuenta la mayor reserva de Europa de ‘erodium’, una planta que se encuentra en peligro de extinción.

Además, ha recordado que este municipio cuenta con una reserva biológica de aves marinas, como los cuervos marinos cristados o 7.000 parejas de gaviota patiamarilla, que forman una de las mayores colonias del planeta de esta especie. Finalmente, ha destacado «su gran valor geológico», gracias a los bolos, unas grandes piedras graníticas erosionadas por los vientos, que «son una señal de identidad de su paisaje».

Informar y formar sobre la riqueza natural

La conselleira ha destacado que la Xunta «es totalmente consciente de que llegar a informar de la riqueza natural, paisajística y patrimonial que existe en este enclave es la mejor forma de tomar conciencia de los valores que hacen únicos a los distintos ecosistemas que existen en el parque nacional de Galicia». También ha anunciado que se favorecerán los intercambios de material y experiencias de carácter educativo con otros centros e instituciones dedicadas a la educación ambiental, principalmente con aquellos situados en la comunidad autónoma gallega.

Por ello, la Xunta ve necesaria «la integración de todas las personas con dependencia de sus capacidades», por lo que fomentarán las actividades para atención e integración de personas con discapacidad intelectual, autismo, parálisis o daño cerebral. De este modo, ha solicitado la colaboración e implicación de la Asociación Amicos, situada en Boiro (A Coruña), para «seguir desarrollando el trabajo que hicieron a lo largo de este año y poner en marcha iniciativas que faciliten el acceso a este enclave de las personas con diversidad funcional».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Gran éxito del ecoturismo en Navarra

Qué es el turismo sostenible

Premio Nacional de Enoturismo

Día Mundial del Turismo 2022