Tips eco-responsables para tus vacaciones de verano

Es temporada de viajes y de turismo. El objetivo principal es sin dudas pasarlo bien. Pero no olvides llevarte contigo estos gestos ecoresponsables allá donde vayas. Dichos consejos pueden ayudarte a disfrutar sin dañar.

Limita tu huella de carbono

Tips eco-responsables para tus vacaciones de verano. Opta por un alojamiento ecológico. Y en lo posible cercano a tu lugar de disfrute principal. Ya sea una playa o el casco antiguo de una ciudad o un parque. La idea es que tu traslado no sea fuente de contaminación. Por lo que cuanto más cerca estés de tus sitios preferidos, mejor será para el medioambiente local.

La mejor forma de trasladarte es sin dudas a pie. Harás ejercicio, podrás apreciar mejor el entorno y no polucionas. Pero también puedes probar hacerlo en bicicleta. Y si no hay más remedio es preferible emplear el servicio de transporte local (buses, trenes o metro) que ir en coche. A menos que tengas o alquiles un coche eléctrico. Tips eco-responsables para tus vacaciones de verano.

Cero basuras

Para evitar llevar basura a la playa, adopta los mismos hábitos que tienes en la ciudad. Evita las botellas de plástico, llevando tu propio envase sostenible. No compres alimentos con envoltorios individuales de materiales contaminantes. Prefiere llevar tu comida preparada en recipientes herméticos. No lleves bolsas de plástico a ningún sitio. Y recuerda deshacerte de cada residuo en el contenedor indicado. Y no dejar nada de basura a tu paso.

Ahorra agua 

- Advertisement -

Muchas playas tienen duchas disponibles para que los turistas se enjuaguen después de nadar. No olvides que el agua dulce es un bien escaso. Cuídala. Para ello puedes tomar duchas cortas y hacerlo solo cuando estás por irte, en vez de bañarte tras cada chapuzón. Toma en cuenta que la mayoría de las veces el agua de las duchas no se filtra y queda en la playa o acaba en el mar. Y nunca uses champú o jabón. Ya lo harás en donde te hospedas.

No dejes nada atrás

Las cifras son reveladoras. Las cantidades de plástico que contaminan las playas, los ríos y los ámbitos de montaña o parques son abrumadoras. Por tanto, nuestro viaje no puede ser motivo de incremento de estas terribles cifras. Si no llevas plásticos, no dejarás ninguno, ni siquiera por error. En caso de llevarlos, no se te puede olvidar nada. Y si ves plásticos y puedes hacerlo, recógelos y deposítalos donde corresponda.

Si eres fumador recuerda que una sola colilla contamina hasta 500 litros de agua y tarda años en degradarse. No importa dónde vayas lleva contigo un cenicero de bolsillo y úsalo siempre. Respeta a los que están a tu alrededor. Y disfruta de tu elección sin molestar a otros ni al entorno. Tips eco-responsables para tus vacaciones de verano.

Compra productos locales

Ya sea para comer, para adquirir algunas prendas o para elegir souvenirs, opta por lo local. De esta forma ayudas a la economía de los vecinos del sitio que estés visitando. Verifica el origen de los alimentos que comes y decántate por los de pesca y producción sostenible y ecológica. En cuanto a los recursos huye de imitaciones y falsificaciones y no compres nada que pueda tener origen animal. Porque no sabes si pertenece a alguna especie protegida o es producto de la caza furtiva. Así que ahórrate el riesgo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés