La energía eólica ‘agua bendita’ para España

Entre estas tres tecnologías, en los primeros cuatro meses del año se ha generado el 69% de toda la electricidad demandada, lo que ha reducido las emisiones de CO2 un 34% respecto al mismo periodo del año anterior.

El viento ha seguido soplando en abril y trayendo algunas alegrías a los españoles. En los primeros cuatro meses del año, la eólica ha cubierto el 26% de la demanda, las emisiones de CO2 se han reducido un 34% y el precio del mercado eléctrico ha caído un 36,5%.

Con una generación de 21.587 GWh de enero a abril (ambos incluidos), según los datos provisionales de REE, la eólica ha logrado su segunda mejor marca de producción y el mayor porcentaje de cobertura de la demanda de la historia para este periodo del año. Si se cogen sólo los datos de abril, la eólica produjo 4.472 GWh, un 14,5% más que en el mismo mes de 2015, y cubrió el 22% de la demanda (superada por la nuclear y la hidráulica).

Entre estas tres tecnologías, en los primeros cuatro meses del año se ha generado el 69% de toda la electricidad demandada, lo que ha reducido las emisiones de CO2 un 34% respecto al mismo periodo del año anterior.

- Advertisement -

Emisiones de CO2 del sector electrico

Fuente: REE y elaboración AEE

Además de más limpia, la electricidad está resultando este año más barata que en 2015: el precio medio aritmético ha sido de 29 €/MWh en el periodo, frente a los 45,67 €/MWh del año pasado. Una reducción del 36,5% que beneficia a toda la sociedad española: tanto a los consumidores residenciales como a los industriales.

comparativa precios mercado electrico

Fuente: OMIE y elaboración AEE

Los datos del primer cuatrimestre demuestran lo importante que es la eólica para cumplir tanto con los objetivos europeos a 2020, como con el acuerdo de Paris, firmado por España el pasado 22 de abril en Nueva York. Es decir, que es una tecnología estratégica para la sostenibilidad medioambiental, la seguridad de suministro y la independencia energética, y para la sostenibilidad económica.

La eólica tiene muy claro que contribuir a la sostenibilidad económica bajando los precios de la electricidad es una parte de su razón de ser, a pesar del efecto caníbal: cuanto más produce, más bajos son los precios del mercado eléctrico y menos ingresa el sector. Ahora bien, en un momento como el actual, en que ha soportado un recorte de ingresos de 1.500 millones de euros en los últimos dos años como consecuencia de la Reforma Energética, mientras el sistema eléctrico celebra el superávit de 2015, se deberían tomar cartas en el asunto para que las instalaciones con problemas pudiesen recuperar la estabilidad. ¿Cómo? Por ejemplo, eliminando los límites establecidos para el cálculo de las compensaciones por las desviaciones del precio del mercado eléctrico respecto a los precios anuales previstos en la Orden de Parámetros 1045/2014. No es de recibo que haya superávit mientras algunas instalaciones no pueden hacer frente a sus pagos a proveedores ni a los impuestos locales, autonómicos y nacionales como consecuencia de la Reforma.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés