Costa (CNE) pide «racionalizar» primas a las renovables para contener subidas de la tarifa de luz

La presidenta de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), María Teresa Costa, se mostró hoy partidaria de aplicar «criterios de racionalidad» en las primas a las energías a las renovables para reordenar la actual situación «insostenible» del sector, y como parte de esta pretensión aludió al alto coste de la energía solar en comparación con la eólica u otras fuentes verdes.

Durante su intervención en un desayuno organizado por el Foro de la Nueva Energía, Costa aseguró que no sólo el sistema eléctrico se encuentra en un momento «difícil», sino que «tampoco la capacidad de pago de los adquirientes de energía podría asumir incrementos muy altos en los precios de la energía consumida».

   En este contexto de altos costes regulados y dificultad del consumidor para asumir subidas de precios, Costa consideró que «se han de asumir criterios de racionalidad en el coste de acceso y en todos los conceptos, incluidas las renovables».

   «Posiblemente sea necesario» aplicar la medida en estas fuentes, añadió, antes de indicar que cualquier revisión de primas a las renovables debe ser «compatible con la seguridad de suministro y con la sostenibilidad económica».

- Advertisement -

   En las tecnologías ‘verdes’, dijo, «es necesario comparar lo que cuesta la tecnología y lo que aporta al sistema», ya que «el 43% de la prima se la lleva la solar, que tiene muy poca aportación al sistema y que cuesta más que la eólica, pese a tener 3.000 megavatios (MW), frente a los 18.000 MW de la segunda».

400 MILLONES DE AHORRO.

   La presidenta del regulador aprovechó para recordar que en 2007, cuando el Gobierno lanzó el real decreto 661 con los incentivos a las renovables, la CNE hizo una propuesta de primas «más moderada» que la finalmente aprobada que, «si se hubiera seguido, habría ahorrado 400 millones de euros al año».

   Costa explicó además que la gestión de la energía eólica es más sencilla para el gestor técnico de la red que la de la solar, ya que la aportación de esta última al sistema se aprecia cuando la electricidad ya está «evacuada a la red».

REVISIÓN DE LA TARIFA.

   El Ejecutivo revisará la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz en julio después de aplicar una fórmula en la que se contemplan aspectos como el coste de la electricidad o la revisión de partidas regulatorias como la retribución a la distribución, en cuya formulación ya trabaja la CNE.

   Como particularidad, el recibo de la luz deberá asumir en julio una subida del IVA del 16% al 18% que, al margen del contenido de la revisión del coste de la energía y otras variables, ejercerá una presión al alza sobre el precio.

   Según fuentes del sector, Industria está manejando un cambio regulatorio para que las subastas Cesur de las que sale el coste de la energía se celebren trimestralmente y no semestralmente, como establece en la actualidad la legislación.

   En lo que va de año, el mercado eléctrico se ha caracterizado por precios mayoristas muy bajos en el primer trimestre y por una subida en el segundo asociada con el encarecimiento del crudo. Al ser semestral la subasta, la TUR podría no verse beneficiada del entorno favorable para el consumidor del primer trimestre.

   La propia Costa, que no quiso hacer pronósticos en público acerca de si subirá la luz en julio, advirtió de que «ahora está subiendo la demanda y el precio del petróleo».

OFERTAS «IRRELEVANTES».

   Por otro lado, la presidenta del regulador energético advirtió de que «algo pasa» en el mercado liberalizado de la electricidad, en el que las compañías están haciendo ofertas con «ahorros irrelevantes». La información comparada con ofertas que publica la CNE «no expresa una competencia importante», advirtió. «O hay un problema de regulación o hay algún otro problema», indicó.

   Esta valoración fue realizada por la presidencia de la CNE en presencia de personalidades del sector como el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín; el presidente de Repsol y de Enerclub, Antonio Brufau; el presidente de la patronal Unesa, Pedro Rivero; el de E.ON España, Miguel Antoñanzas; el de la patronal eólica AEE, José Donoso; el de Cepsa, Santiago Bergareche, o el de Enagás, Antonio Llardén.

   Junto a esto, Costa rehusó valorar el ‘mix’ de tecnologías propuesto por el Gobierno para 2020, pero dijo que el regulador está «comprometido» con los objetivos de la Unión Europea en ahorro de electricidad e integración de renovables.

   Además, en alusión a una pregunta acerca de la conveniencia de instalar más centrales nucleares, dijo que el sistema está «equilibrado» y que la potencia actual ya es «abundante». «No entro en discriminar tecnologías, pero ya tenemos de todo mucho, así que no hay problemas de garantía de suministro», señaló.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés