De la Serna: El Gobierno «no podía haber hecho las cosas de forma más chapucera»

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha denunciado que el Gobierno de Cantabria «no ha podido hacer las cosas peor, ni de manera más chapucera y precipitada» de como las ha hecho con el concurso eólico, además de que, en su opinión, el Ejecutivo «ha decidido saltarse los pasos legales», como la aprobación previa del Plan Energético de Cantabria.

Por ello, ha subrayado, «ahora existe un rodillo de empresas y poder económico» que influirán en los pasos a seguir para «legalizar lo que existe».

   A preguntas de la prensa, el alcalde ha recordado la obligación de hacer un planeamiento previo al desarrollo de un concurso eólico, cosa que en la región no ha sucedido porque el Plan Energético de Cantabria sólo contempla 300 megavatios. «Luego se han hecho las cosas mal al no aprobar un plan energético con carácter previo», ha denunciado.

   Además, el plan debe someterse a evaluación ambiental integrada, es decir, sobre el conjunto de todas las zonas, en lugar de analizar cada polígono de manera independiente, como se ha hecho en Cantabria, «a pesar de que la ley obliga a que se haga de manera conjunta para todo el desarrollo eólico de la región», señaló.

- Advertisement -

   A juicio de De la Serna, un proyecto de estas características también requiere de participación publica, «buscando el consenso político y social a través de información a los ciudadanos, lo que tampoco se ha hecho porque se ha ido directamente a licitar el conjunto de las potencias».

   Es decir, para el alcalde, «no se ha seguido ni uno solo de los pasos que se tenían que seguir». «El Gobierno ha decidido saltarse los pasos legales en una situación en la que está obligado a aprobar un plan energético, que además tendrá que verse condicionado por el hecho de que ya han adjudicado una cantidad potencia total; condicionado a que, en lugar de aprobar un plan con una potencia para Cantabria y desarrollar posteriormente el concurso, se adjudica el concurso y ahora se hace un plan ad hoc para que encaje con lo adjudicado», explicó.

   Por ello, manifestó que «no se pueden hacer las cosas peor ni de manera más chapucera y precipitada de como se han hecho» porque «no ha habido participación, no ha habido un proceso de consenso político, no hay ningún plan de capacidad a este potencia y no hay un análisis de cuanto a la afección paisajística, ambiental y económica a Cantabria».

   En su opinión, todos estos hechos demuestran que al Gobierno «sólo le preocupa una cosa», que es adjudicar el contrato a las empresas «sin tener en cuenta ninguna de las otras cuestiones, cuando es la Administración que debe velar para que estas cosas se hagan de manera acertada, nos encontramos en la situación en la que nos encontramos».

PGOU

   Por parte, también a preguntas de la prensa, el alcalde ha indicado que los técnicos municipales no han concluido el análisis de la memoria ambiental del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), una tarea para la que no existe un plazo establecido.

   En cuanto a las valoraciones realizadas desde otros ámbitos, De la Serna insistió en que el Plan General requiere «altura de miras política». «Una cosa es lo que en un momento dado nos apetezca decir, que a mí me ha apetecido decir muchas cosas en estos días, y otra cosa es la responsabilidad política de saber que estamos en un momento trascendental para Cantabria y que por encima de los intereses y réditos políticos está la ciudad», señaló.

   En este sentido, ha asegurado que él mantendrá «la serenidad en los planteamiento» y actuará con «responsabilidad».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés