La Junta destina 280 millones para proyectos energéticos desde 2005 y genera una inversión de 2.250 millones

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, ha destacado el incentivo de más de 282 millones de euros concedido por el Gobierno regional para iniciativas de desarrollo energético sostenible en el marco de los tres programas de incentivos puestos en marcha desde 2005, unos incentivos que han movilizado una inversión de 2.251 millones de euros.

En comparecencia parlamentaria, Ávila precisa que estos incentivos corresponden a un total de 62.251 expedientes resueltos y ha señalado que la última orden (2009-2014), con una dotación de 480 millones de euros, ha respaldado 33.812 proyectos con una ayuda de 81 millones.

   «Es el resultado de una apuesta política energética basada en la implantación de un nuevo modelo capaz de atender la creciente demanda de ciudadanos y empresas con la finalidad de garantizar el desarrollo económico de modo sostenible y solidario», añade Ávila, que apunta al Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener), cuyos objetivos para 2009 se han cumplido.

   En este marco, el consejero indica que Andalucía se encuentra «a la vanguardia de las energías renovables», constituyéndose como «un referente en su desarrollo, apostando por tecnologías que generan empleo y perfilándose como una región pionera en este aspecto».

   Así, recuerda que en el territorio se ha creado un tejido industrial para la realización de infraestructuras y bienes de equipo asociados a la explotación de energías renovables y se ha conseguido que «importantes inversiones de países extranjeros vengan a Andalucía y que empresas andaluzas triunfan en el exterior». «Contamos con una oportunidad de creación de actividad empresarial, industrial y tecnológica y la estamos aprovechando bien», concluye.

   Añade que la generación eléctrica con energías renovables experimenta su mayor incremento (73% más que en 2008), alcanzando 7.608,1 GWh, un 21,1 por ciento de la electricidad generada en Andalucía. Además, la potencia instalada con renovables crece un 30,2 por ciento respecto a 2008 (1.025,1 MW), con 4.702,05 MW y aumentá el parque generador andaluz hasta los 14.334,05 MW.

   El consejero también resalta el aumento del 120 por ciento de la energía primaria de fuentes renovables desde 2006, aportando las renovables en 2009 un 10,6 por ciento del total de primaria consumida. La Comunidad cuenta con 4.702,05 MW eléctricos renovables instalados, un 239 por ciento más que en el año 2006.

LA MAYOR INSTALACIÓN EÓLICA DE LA UE

   En tecnología eólica, Andalucía alcanza los 2.863,71 MW de potencia instalada, el mayor crecimiento registrado en los últimos años, colocándose en 2009 como la región de la Unión Europea que más energía eólica instaló. La Comunidad ha inscrito en el registro de preasignación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio 1.781 MW, lo que hace que el 26 por ciento de la potencia eólica nacional hasta 2013 vaya a ser andaluza.

   Andalucía concentra en termosolar el 58 por ciento del total nacional (482,51 MW), con casi 281, a lo que hay se añaden los 1.000 MW preasignados (417 ya están en construcción), cifras que permitirán cumplir el objetivo fijado para 2013 por el Pasener de 800 MW. «Somos la primera potencia termosolar europea, a lo que contribuyen las andaluzas y los avanzados centros de investigación como la Plataforma Solar de Almería y sus 30 años de actividad», apunta Ávila que señala que la solar fotovoltaica suma una potencia de las instalaciones conectadas a red de 705 MW, lo que supera en más de 300 MW el objetivo fijado para 2013 de 400 MW.

PRIMERA CON AGUA CALIENTE SANITARIA

   Ávila destaca que Andalucía es la primera comunidad en instalaciones para producir agua caliente sanitaria (un tercio de toda la superficie de España) y lidera, tras 2009, el ranking nacional en instalaciones solares térmicas con una superficie total de 587.016 metros cuadrados, evitando la emisión de más de 116.739 toneladas de CO2 anuales.

   La biomasa es la energía que más aporta al ‘mix’ de energía primaria renovable de Andalucía y también lidera la comunidad en ranking nacional, representando el 40,1 por ciento de biomasa eléctrica nacional.

   También resalta la importancia de un instrumento «pionero» como la Red de Energía de la Junta de Andalucía para la gestión pública de los recursos energéticos.

PROYECTOS PARADOS POR «INDEFINICIÓN»

   En este contexto, el diputado del Grupo Parlamentario Popular Jorge Luis Ramos reconoce el «importante y satisfactorio» cambio energético en Andalucía, aunque advierte de que estas políticas energéticas «penden de un hilo» en España.

   «Al margen de sostenibilidad y eficiencia energetica, se une el factor competitividad ligado al precio, donde Andalucía tiene una situación muy difícil», señala Ramos, que lamenta que «hasta que no se despejen las incógnitas a nivel nacional, en Andalucía se suceden los proyectos parados por falta de definición de la normativa o por la marcha atras del Gobierno».

   Por esta razón, el parlamentario ofrece a la Junta de Andalucía un acuerdo para definir el modelo energético andaluz.

FOTOVOLTAICA COMO ELECTRODOMÉSTICO

   Por su parte el parlamentario de IULV-CA Pedro Vaquero del Pozo hace un balance «absolutamente positivo» de los datos planteados por la Junta en materia energética y ve la necesidad de ampliar tanto los pequeños inversores privados como los públicos, potenciando además la participación de los territorios.

   Durante su intervención, Vaquero del Pozo propuso un cambio legislativo encaminado a potenciar el modelo de autoconsumo, «en la medida que se facilite la instalación de la fotovoltaica como una especie de electrodoméstico».

PASENER «AL ALCANCE DE LA MANO»

   Igualmente, el parlamentario socialista Antonio Núñez afirma que todos los objetivos planteados en los planes energéticos de la Junta, como el Pasener, están «al alcance de la mano», dejando a Andalucía «muy bien colocada de cara a cumplir la estrategia europea ’20-20-20′, con datos destacados en practicamente todas las fuentes de energía renovables».

   Por último critica que, mientras que los planes de optimización energética en los municipios han permitido ahorros equivalentes a 300.000 viviendas, aún existen localidades que no están participando, unas localidades que identifica con las gobernadas por el PP.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés