La Unión publica directrices para infraestructuras de energía eólica respetuosas con la biodiversidad

La energía eólica tiene sin duda un importante papel que desempeñar en la consecución del objetivo de la Unión Europea de que la energía renovable suponga un 20% dentro del consumo energético total de Europa de aquí a 2020. En este contexto, y si bien su implantación en zonas pertenecientes a la Red Natura 2000 no queda excluida de forma automática, la Comisión ha hecho notar que su implantación debe evaluarse caso por caso.

Las directrices publicadas por la Comisión Europea, que tienen como objetivo evitar el conflicto entre el desarrollo de la energía eólica y la conservación de la biodiversidad en las zonas protegidas Natura 2000, ponen de manifiesto la importancia de la planificación estratégica y la necesidad de una adecuada evaluación, de buena calidad, de los nuevos proyectos. Las directrices incluyen una serie de ejemplos de buenas prácticas y demuestran cómo los proyectos de energía eólica pueden evitar causar daños a las zonas naturales sensibles.

La planificación de la implantación de los parques eólicos de forma estratégica en zonas geográficas extensas constituye uno de los medios más eficaces para reducir al mínimo las repercusiones de dichos parques en la naturaleza y en la flora y fauna silvestres desde el inicio del proceso de planificación. No solo permite establecer un marco de desarrollo más integrado, sino también reducir el riesgo de que se planteen dificultades y retrasos en las fases posteriores de los distintos proyectos.

http://euroalert.net

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés