El BNG urge un pleno extraordinario para explicar el «reparto» eólico

El portavoz del Grupo Parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, ha reclamado la comparecencia en pleno «urgente» del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para explicar «qué está sucediendo en el concurso eólico», que a su entender se realizó de forma «groseramente ilegal», y para «dar explicaciones por la decisión sectaria» de «entregar el negocio» del viento a «los amigos del PP».

Lo reclama el BNG para que antes de la celebración de la próxima sesión plenaria, para la que habrá que esperar más de dos semanas, la Xunta explique en qué situación se encuentra lo que los nacionalistas llaman «reparto eólico». Según ha constatado y denunciado en los últimos días, el concurso eólico estaría en «suspensión» al no haber respondido a los recursos presentados con esa petición por parte de empresas.

   En todo caso, los nacionalistas auguran que no prosperará esta petición, por lo que Aymerich ha avanzado que el BNG «forzará que en el pleno» siguiente, Feijóo y el conselleiro de Industria, Javier Guerra, informen de las gestiones y de las razones» para paralizar el concurso del bipartito, «plenamente legal», y de los «motivos para darle el viento gallego a Fenosa y a las empresas directamente vinculadas con el PP».

   Carlos Aymerich ha repasado la historia del concurso eólico para denunciar que el presidente de la Xunta «perdió dos años anulando un concurso plenamente legal», desde 2008, y que está avalado por una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), conocida en días pasados y que respalda, entre otras cuestiones, la participación pública.

- Advertisement -

   A este respecto, ha incidido, en que el actual concurso, los que «prometían seguridad jurídica lo único que consiguieron fue una lluvia de recursos». «El concurso del Partido Popular tiene ya más recursos, más impugnaciones de las que tuvo el concurso eólico del Gobierno anterior», ha apuntado, y agregado que, además, en este momento «está suspendido como consecuencia del caso administrativo» de la Xunta y la consellería, por «no responder en plazo las solicitudes de suspensión» formuladas por varias empresas.

   Además de los «graves perjuicios para el país» que ha constatado este lunes el dirigente nacionalista, también hizo mención a las «responsabilidades muchos mayores», debido a que habrá que «indemnizar» a las empresas por la pérdida de primas y de los proyectos industriales que se iban a desarrollar vinculados al concurso eólico. «Destrucción de empleo y desaparición de empresas», ha ilustrado.

«TRES DÍAS ANTES»

   Así las cosas, ha recalcado que las críticas de los populares contra el concurso eólico tenían como fin hacer «juego revuelto, barajar de nuevo y repartir las cartas eólicas a sus amigos de grandes y pequeñas empresas, con familiares vinculados al PP». «¿Ése es el ejemplo de seguridad jurídica?», se ha preguntado Aymerich, quien también denunció que el conselleiro dio a conocer el resultado de la comisión evaluadora «tres días antes» de que se firmase la resolución.

   «No tenemos explicación», ha reprochado el portavoz parlamentario del BNG, quien se pregunta si la comisión evaluadora sólo se limitó a «ratificar la orden dada por la consellería» que dirige Javier Guerra.

   Además, en su intervención, Carlos Aymerich también criticó el tipo de empleo que crearán los proyectos vinculados al concurso eólico y puso el ejemplo de que Fenosa Wind pretende crear 34 empleos para comercializar bombas de calor, «con un coste por trabajador y año de 3.571 euros», es decir, menos de 300 euros al mes. Mientras, Estela Eólica, para una planta de residuos en Dozón, crearía «498 empleos con un salario por trabajador de 2.649 euros al año».

   Otros ejemplos ofrecidos fue el proyecto de Fenosa Wind de reconstruir en una antigua residencia de empleados en Os Peares, «se supone que en un homenaje a Feijóo» –natural de esa localidad ourensana– un pueblo inglés para la formación en idioma y turismo, con 8 millones de euros. También censuró que uno de los proyectos, el de Eólica Galenova, fuese para un proyecto que «ya estaba anunciado» en la fábrica de Peugeut Citroën y que, pro lo tanto, se «iba a hacer» de todas formas.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés