Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

La industria solar debate su futuro en el marco del nuevo desarrollo normativo para las energías renovables

Los principales representantes del sector solar en España se han dado cita este martes en la jornada El sector de la energía solar y la responsabilidad social corportativa, organizada por la Cámara de Comercio de Madrid y Forética, para debatir su futuro ante la perspectiva de cambios inminentes en el marco normativo que rige a las energías renovables, ha informado la entidad cameral.

Representantes de las asociaciones de la Industria Fotovoltaica (ASIF), Solar de la Industria Térmica (ASIT), de Productores de Energías Renovables (APPA) y de Protermosolar se reunieron en la primera parte de la jornada, que inauguró la gerente de Relaciones con Instituciones Europeas y Responsabilidad Social Corporativa de la Cámara de Madrid, Carmen Verdera, junto con el director general de Forética, Germán Granda.

   Carmen Verdera aportó durante su presentación los datos de un reciente estudio de la firma DBK, que apunta que en España, además de haberse implantado las principales multinacionales del sector, trabajan una treintena de fabricantes españoles de módulos fotovoltaicos y 15 de equipos solares térmicos.

   En conjunto, el mercado español de equipos para energía solar alcanzó 1.270 millones euros en 2010, un 67% más que en 2009. La gerente de Relaciones Institucionales Europeas y RSC de la Cámara de Madrid puso de relieve que «entre 2008 y 2010, la crisis propició que las exportaciones de módulos y células solares se cuadruplicaran, hasta alcanzar 1.200 millones de euros».

   El director de Comunicación y Relaciones Externas de ASIF, Tomás Díaz; el presidente de la sección solar fotovoltaica de APPA, Javier García Breva; el secretario general de ASIT, Pascual Polo, y el secretario general adjunto de Protermosolar, Eduardo García Iglesias, señalaron que el sector prevé que el Ministerio de Industria presente en junio el anteproyecto de ley que transpondrá la Directiva europea que fomenta el consumo de energías renovables, que se aprobó en 2009 y que tiene como objetivo que en 2020 el  20% del consumo bruto final de energía proceda de renovables (un 10%, en el caso del transporte).

   Esta nueva norma vendrá a complementar la Ley de Economía Sostenible, que entró en vigor hace dos meses, y supondrá la transposición de la directiva europea de hace dos años, que exige que en 2020 el 20% del consumo bruto de energía proceda de fuentes renovables, En la memoria económica del nuevo anteproyecto de ley, según datos que acaba de revelar dicho Ministerio, figura que el Plan de Energías Renovables (PER) 2011-2020 prevé 18.500 millones en primas acumuladas.

   Mientras que García Breva insistió en la necesidad de extender en las ciudades españolas fórmulas de generación distribuida, que suponen acercar la generación al punto de consumo, Pascual Polo defendió que las primas a las renovables deberían ligarse más a la eficiencia energética que a la inversión y aseguró que «las empresas no queremos estar sujetos a primas siempre». El secretario general de ASIT consideró que los nuevos diez años de apoyo que ofrece el PER podrían ser «suficientes para desarrollar el sector».

   La jornada concluyó con las experiencias empresariales en la integración de criterios de responsabilidad social (RSC) en diversos aspectos de la gestión. Intervinieron el director de RSC de Abengoa, Carlos Bousoño; el director general de I+D, Ralaciones Institucionales y Formación de Soliker (Grupo Unisolar), Juan Antonio AVellaner; el director de RSC del Grupo FCC, Javier López-Galiacho; y el director de Government Affairs de First Solar, Francisco García Lorenzo.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés