Agustín Valcarce, nuevo presidente de la Asociación Eólica de Cantabria

Valcarce da el relevo a Manuel Huerta Terán, quien ha ostentado la presidencia desde el inicio de la asociación hasta llegar a esta renovación estatutaria de cargos.

Agustín Valcarce ha sido elegido nuevo presidente de la Asociación Eólica de Cantabria (AEC), un mandato que se podrá prolongar durante tres años según rigen los estatutos de la entidad. Esta es la primera decisión de la nueva Junta Directiva elegida durante la Asamblea General celebrada la semana pasada y que la agrupación ha dado a conocer este martes.

Valcarce da el relevo a Manuel Huerta Terán, quien ha ostentado la presidencia desde el inicio de la asociación hasta llegar a esta renovación estatutaria de cargos.

Agustín Valcarce es ingeniero de Caminos y ha desarrollado toda su labor empresarial en iniciativas vinculadas a las energías renovables.

Es socio fundador de la AEC en representación del consorcio Biocantaber integrado por Iberdrola Renovables y la empresa cántabra Ocyener. Este grupo fue adjudicatario de la zona E del concurso eólico y se da la circunstancia de que sus promotores son los mismos del único parque levantado en territorio cántabro, el parque de Cañoneras en el valle de Soba.

El nuevo presidente de la AEC afronta el inicio de su mandato con la «preocupación» manifestada por las empresas del sector ante la «parálisis» del desarrollo eólico de Cantabria. Todavía no existe un «contexto legal estable» para la instalación de aerogeneradores en la región y la asociación lamenta que el nuevo marco propuesto por el Gobierno regional «no despeje los problemas de seguridad jurídica para la inversión, ni solucione los daños y perjuicios causados a los adjudicatarios del concurso eólico».

La nueva Ley Eólica de Cantabria, que regirá la instalación de parques en la comunidad, no entrará en vigor hasta que no se apruebe el Plan de Sostenibilidad Energética, el cual, según ha denunciado la AEC, «sigue acumulando retrasos en su tramitación y carece de una fecha real y concreta de promulgación».

Por otra parte, el Estado ha denunciado que ciertas partes de la Ley Eólica pueden ser inconstitucionales, precisamente aquellas que la propia AEC había pretendido cambiar vía alegaciones por su carácter «injustificadamente sobrerrecaudatorio o ilegal». Así, las empresas deberán esperar por un tiempo, de momento indefinido, a que la administración estatal y la autonómica se reúnan en comité para consensuar ciertos cambios en el texto normativo.

No obstante, la AEC ha insistido en que el desarrollo eólico sigue siendo posible en Cantabria gracias a que la región cuenta con un recurso eólico «de calidad» y suficiente capacidad de evacuación para la energía que pudieran generar los parques.

La asociación desea, por tanto, un «cambio de sensibilidad» por parte de la Administración del Estado y de la Comunidad Autónoma, con el fin de impulsar «un sector que ya ha demostrado en nuestro país su solvencia, su capacidad tecnológica, y su vigor para desarrollar la industria y el empleo».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés