El legado climático de Obama

“A pocos días de que Donaldo Trump asuma los designios que el pueblo norteamericano ha querido otorgarle eligiéndolo como presidente, el mundo entero se pregunta ¿dónde irá a parar el legado medioambiental del ya ex presidente Obama”

Barak Obama fue capaz de demostrar que el proceso político puede producir resultados reales para el medio ambiente. Durante los últimos 8 años, en la Casa Blanca hubo un líder comprometido con la energía limpia, el progreso del clima y la protección del medio ambiente a nivel local y global.

Y aunque es lógico que siempre se desean logros mayores, el legado ambiental del Presidente Obama es impresionante, ya que ha sido consecuente con lo que prometió y sin dudas ha conseguido avances significativos que el mundo entero agradece.

Progreso climático nacional

Su plan de energía limpia fue el primero que puso un límite a la contaminación y que dijo no al carbón, una fuente de energía muy contaminante. Intentó por todos los medios desarrollar fuentes de producción energética limpias y empleó muchos de sus discursos en educar a sus conciudadanos, alertándoles de los peligros del Cambio Climático.

Un acuerdo climático internacional

El presidente Obama no solo participó, apoyó, firmó y ratificó el Acuerdo de París, sino que se comprometió públicamente a luchar de forma denodada por revertir los estragos del Cambio Climático y a ayudar económicamente (mediante el “Fondo Verde”) a las naciones en desarrollo, a superar sus problemas de contaminación.

Límites de contaminación para centrales eléctricas

La administración de Obama estableció límites de contaminación para las chimeneas de las plantas de energía, que constituyen las principales fuentes de tóxicos atmosféricos, como el mercurio, el dióxido de azufre, el CO2 y los óxidos de nitrógeno, ya que producen smog, hollín y lluvia ácida.

No a la contaminación por quema de petróleo y gas

Si bien defendió el uso de este tipo de combustibles, impuso medidas para evitar pérdidas contaminantes y proteger la salud pública y el medio ambiente al disminuir las emisiones de gases que generan contaminación, mientras conservaba un valioso recurso energético nacional. Estas salvaguardias redujeron drásticamente la producción de metano, responsable de una cuarta parte del calentamiento global actual y le ahorraron millones de dólares al pueblo estadounidense.

Vehículos más limpios

La EPA de Obama mejoró la eficiencia de los combustibles y varias normas de contaminación de los vehículos. Los consumidores ahorraron dinero, al mismo tiempo que se redujeron las emisiones de gases de efecto invernadero y varias comunidades consiguieron tener un aire más limpio.

Por otro lado, dedicó ingentes esfuerzos y recursos a fomentar el uso de los vehículos electicos, subvencionando la compra de los mismos. También fue un defensor de la vida al aire libre, de andar y de emplear la bicicleta como medio de transporte cuando fuese posible.

Inversión en renovables

Obama invirtió miles de millones de dólares en tecnologías de energía limpia. Estos programas se han pagado por sí mismos y han hecho que el gobierno estadounidense ahorrase los pagos de intereses, mientras lograba que la energía eólica y solar resultaran más asequibles.

Seguridad química

El presidente Obama presentó y consiguió que se aprobase en el Congreso, contando con el apoyo de varios republicanos, la primera ley ambiental importante de las últimas dos décadas, indicando, entre varios puntos más, pautas de control y gestión de la seguridad química.

Lucha contra el cambio climático

El gobierno estableció centros regionales del clima y llevó a cabo varias iniciativas para ayudar a los agricultores, ganaderos y comunidades rurales, a combatir el cambio climático y a adaptarse a condiciones climáticas extremas.

Firmó un acuerdo histórico con México brindando mayor flexibilidad en la gestión y restauración del Río Colorado, lo que permitió que este alcanzara el mar por primera vez en décadas y logró que los industriales, los ambientalistas y los terratenientes privados de 11 estados se pusieran de acuerdo para proteger a las especies en peligro de extinción.

Industria pesquera

A través de las revisiones de la ley nacional de pesca, bajo la presidencia de Obama, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica redujo la sobrepesca y recuperó un número récord de pesquerías en aguas de Estados Unidos.

La gestión en el ámbito de la pesca ha logrado una dramática recuperación de especies que se hallaban en peligro por haber sido sobre pescadas, como el pargo rojo del Golfo de México y varias especies del Pacífico.

Protección del patrimonio natural

Bajo el gobierno de Obama se han preservado 260 millones de acres para las generaciones futuras, más que cualquiera de sus predecesores, al designar 19 monumentos nacionales, además de aplicar la ley RESTORE, el mayor compromiso de la nación para proteger y restaurar la Costa del Golfo.

Una reflexión final

No es cuestión de hacer apología ni de ensalzarlo como el mejor presidente de los EEUU, porque todo es mejorable, pero sus ingentes esfuerzos para luchar contra el Cambio Climático y su apuesta por las energías renovables, son innegables.

Veremos qué es lo que se nos viene encima, a los estadounidenses y al resto de los mortales, con la llegada de todopoderoso Trump al poder y sus medidas de proteccionismo, pro combustibles fósiles y contra las energías renovables. El panorama se presenta como poco, oscuro y sombrío.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés