Unió de Pagesos premia al ambientólogo Martí Boada y LOlivera de Vallbona de les Monges (Lleida)

La organización ha elegido el día de San Galderic, patrón de la agricultura catalana, para entregar en el Institut dEstudis Ilerdencs el galardón, una obra del artista de Cervera Xavier Badía que representa un puño que emerge del agua con un terrón húmedo.

Unió de Pagesos (UP) ha entregado este martes los Premis Nacionals Felip Domènech al ambientólogo Martí Boada en reconocimiento a su defensa de la agricultura como pieza clave de la gestión ambiental y a la empresa L’Olivera Cooperativa, de Vallbona de les Monges (Lleida), por su modelo de agricultura con dimensión social –trabajan personas con discapacidad–.

La organización ha elegido el día de San Galderic, patrón de la agricultura catalana, para entregar en el Institut d’Estudis Ilerdencs el galardón, una obra del artista de Cervera Xavier Badía que representa un puño que emerge del agua con un terrón húmedo, símbolo de la tierra regada, y adquiere el significado de la lucha por un trabajo digno, ha informado Unió de Pagesos en un comunicado.

Boada, doctor en Ciencias Ambientales y licenciado en Geografía, es director del grupo de investigación Conservación, Biodiversidad y Cambio Global del Instituto de Ciencia y Tecnología (ICTA) de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), donde trabaja en proyectos centrados en los campos de cambio ambiental global y la biodiversidad desde una perspectiva social, centrada particularmente en el sistema urbano y los bosques.

También es autor de más de 80 libros de pensamiento y divulgación científica, y ha recibido numerosos premios y reconocimientos, entre los que destaca el Premio Global 500 de las Naciones Unidas que recibió en 1995 de manos de Nelson Mandela, mientras que actualmente trabaja como asesor de la UNESCO en el ámbito de conservación de las reservas de la biosfera.

El jurado destaca que Boada ha trasladado a la sociedad que las actividades agrícolas, ganaderas y forestales mantienen el paisaje y que el retroceso de las tareas del campesinado afecta negativamente el sistema ecológico catalán. En representación de la cooperativa, el director de L’Olivera Cooperativa, Carlos de Ahumada, ha recogido el Premio Nacional Felipe Domènech 2018 a la entidad que nació en 1974 y se dedica al cultivo, transformación y comercialización de vinos y aceites de gran y a la atención de atiende personas discapacitadas.

Felipe Domènech Costafreda (Artesa de Lleida, 1951 a 2013) fue un destacado activista en el sindicalismo agrario, en el cooperativismo y en la cultura y UP creó los premios en 2016 con el objetivo de hacer una distinción pública cada dos años a personas y entidades que han destacado en la defensa de la agricultura, de la cultura, del cooperativismo, «del país» y de sus libertades, de una forma honesta, sencilla y con compañerismo. En el acto de entrega de los premios ha participado el diputado de la Diputación de Lleida Eloi Bergós y el coordinador nacional de Unió de Pagesos, Joan Caball.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés