Programa SilvaCarbon

La nueva plataforma está basada en un entorno web, es gratuita, se encuentra a disposición de cualquier interesado, no requiere descargas ni instalación, y permite examinar de forma sistemática cualquier ubicación del planeta.

Una nueva herramienta geoespacial lanzada por la FAO y la NASA, con el apoyo de Google Earth y el Programa SilvaCarbon del gobierno estadounidense, permite a cualquier persona realizar un seguimiento del uso del suelo y los cambios del paisaje en cualquier lugar. Collect Earth Online (CEO) aumenta el poder de Collect Earth de Open Foris de la FAO, que durante los últimos años, y con la ayuda de imágenes satelitales, ha propiciado la recopilación de datos sobre el uso de la tierra y la deforestación.

La nueva plataforma está basada en un entorno web, es gratuita, se encuentra a disposición de cualquier interesado, no requiere descargas ni instalación, y permite examinar de forma sistemática cualquier ubicación del planeta. Facilita así la realización de encuestas, la recolección de muestras y el uso de técnicas de colaboración voluntarias. A través de http://collect.earth/ y registrándose en la plataforma, se puede acceder a la misma con un simple click.

A principios de este año, CEO se integrará en SEPAL (Sistema de acceso de datos de observación de la tierra, procesamiento y análisis para la vigilancia de la superficie terrestre), la potente plataforma de la FAO basada en la nube, facilitando así la vinculación directa de datos a las cadenas de procesamiento para generar mapas y estadísticas precisas y transparentes. También en 2019 CEO contará con TimeSync, una herramienta de visualización de series de tiempo Landsata creada por la Universidad del Estado de Oregón y el Servicio Forestal de Estados Unidos.

Ayuda ante los desafíos ambientales

Se trata de un instrumento de gran ayuda en un momento de grandes desafíos ambientales, permitiendo a todos los países cartografiar y monitorear sus bosques en mejores condiciones y con mayores garantías. A su importancia como fuente de madera y de combustible, ahora se une el papel clave que desempeñan los bosques en el almacenamiento de carbono, el control de plagas y la agricultura.

A medida que más ciudadanos utilicen la herramienta, FAO y NASA confían en que surjan otros usos innovadores tales como la gestión de desastres y la vigilancia de los glaciares. Su naturaleza de código abierto y basada en la nube amplía el acceso y supone igualmente una protección frente a la pérdida de datos. Esto alienta iniciativas que van desde la protección del hábitat natural de la vida silvestre hasta proyectos más amplios que miden los vínculos entre la biomasa y la pobreza:

Para más información: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés