La industria reconoce que si las ayudas para comprar coches llegan a su fin provocaría un estancamiento de la demanda

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio reconoce que la ausencia de las ayudas directas a la adquisición de automóviles contempladas en el Plan 2000E podría provocar un retorno al estancamiento de la demanda en el mercado automovilístico.

En el texto del Real Decreto por el que se amplía en 40 millones de euros la dotación del Plan 2000E, recogido por Europa Press, el departamento que dirige Miguel Sebastián admite que el mercado del automóvil continúa atravesando «una coyuntura complicada».

   Así, recuerda que en los nueve primeros meses del año las matriculaciones de automóviles acumulan una caída del 28% respecto al mismo período de 2008, aunque precisa que el mercado se encuentra «en este momento en una situación de especial dinamismo y sensibilización», propiciadas por el Plan 2000E.

   Para Industria, la evolución de este programa «ha resultado ser muy positiva», ya que a finales de octubre se habían acogido al Plan 2000E más de 190.000 operaciones, sobre un total de 200.000 previstas inicialmente.

   Del total de operaciones, casi la mitad corresponden a la adquisición de vehículos con emisiones de CO2 inferiores a 120 gramos por kilómetro, y la otra mitad, con emisiones de entre 120 y 150 gramos, lo que pone de manifiesto que el plan está contribuyendo a la compra de vehículos menos contaminantes.

   «Las ventajas medioambientales y de seguridad del Plan 2000E también se reflejan en que un 49% de los vehículos achatarrados gracias al plan tenía más de quince años, y un 28%, entre diez y doce años», añade el Ministerio.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés