Las políticas medioamentales condicionan la compra de coches

Un 70% de los españoles ha confirmado estar condicionado por las políticas medioambientales a la hora de comprar un vehículo.

El 33% ha aplazado la compra hasta tener más clara la decisión; el 21% ha comprado o comprará un vehículo con etiqueta ECO o CERO; y el 16% no comprará ya un vehículo diesel.

Así lo pone de manifiesto el estudio ‘Españoles ante la Nueva Movilidad’, presentado este jueves 14 de noviembre y realizado por PONS Seguridad Vial y Luike con la colaboración de Geotab, Wible, Moovit y ALD Automotive.

Asimismo, la encuesta, realizada a 1.500 españoles mayores de 20 años, refleja que el 11 por ciento de los conductores se ha planteado prescindir de sus vehículos particulares en los próximos dos años ante las actuales alternativas de movilidad y en un contexto de crecientes restricciones al vehículo privado.

- Advertisement -

Respecto al tipo de combustible, el 25 por ciento de los encuestados piensa en adquirir un coche híbrido, seguido de gasolina (20%), diesel (17%), eléctrico (10%), híbrido enchufable (7%) y Gas GLP (3%).

El 42% no conoce la diferencia entre eléctrico e híbrido

El estudio destaca que el 42 por ciento de los españoles no conoce la diferencia entre un vehículo eléctrico, uno híbrido y uno híbrido enchufable. En el segmento con mayor intención de compra, el de los menores de 35 años, el 50 por ciento afirmó no conocer la diferencia entre los tres tipos de vehículos.

En este contexto, la investigación señala que el 77% de los encuestados no ha conducido un vehículo híbrido; el 84% no ha conducido uno eléctrico; el 91% uno híbrido enchufable; y el 99% un vehículo de hidrógeno.

Sin embargo, el 78% de los conductores sí estaría interesado en probar un vehículo híbrido; el 76% uno eléctrico; el 68% uno híbrido enchufable; y el 63% uno de hidrógeno.

En cuanto al dinero de más que pagarían para adquirir un vehículo eléctrico, el 35 por ciento ha respondido que no pagaría ni un euro más; el 29 por ciento hasta 3.000 euros más; el 18 por ciento hasta 1.000 euros más; el 14 por ciento hasta 5.000 euros más; y el 3 por ciento hasta 8.000 euros más.

Más puntos de carga rápida

Para que se generalice el uso del coche eléctrico, el 69 por ciento de los españoles señala como prioritario la generalización de los puntos de carga rápida, seguido de subvencionar las instalaciones de puntos de carga privados (58%) y de la aplicación de un IVA superreducido.

Además, el 26 por ciento de los encuestados señala que el rango de autonomía del coche eléctrico que podría ser suficiente para su utilización diaria debería situarse entre 100 y 200 kilómetros, lo que apunta a la «concepción urbana que aún muestra la sociedad acerca de este tipo de vehículo».

Respecto a los españoles que quieren adquirir una moto, el 31 por ciento reconoce haberse planteado la compra de una moto eléctrica, el triple en comparación con el coche.

«El fenómeno de la electrificación en el automóvil es ya una realidad, aunque aún continúa habiendo demasiada distancia entre la oferta de la industria y los conductores realmente necesitan para poder optar con tranquilidad a cambiar su coche o moto tradicional por un modelo eléctrico», ha subrayado el director general de Luike Iberoamericana de Revistas Juan Hernández-Luike.

En este sentido, ha añadido que es necesario un «mayor compromiso» de instituciones públicas y privadas para instalar una «cantidad suficiente» de puntos de carga para «impulsar definitivamente» la intención de compra en el país.

Sobre las alternativas compartidas o de ‘sharing’, tanto en sus modalidades de moto, coche, patinete o bicicleta, a pesar de no estar disponibles en todo el territorio nacional, el estudio refleja que el 31% de los españoles reconoce haberlos utilizado al menos una vez. De ellos, el 87% apunta a un uso ocasional, frente al 5% que hace uso a diario de alguno de los servicios disponibles.

En referencia a los Vehículos de Movilidad Urbana (VMU), tres de cada cuatro encuestados consideran necesario que cuenten con un seguro obligatorio y un 78 por ciento opina que deberían disponer de espacios específicos de aparcamiento. Además, el 79 por ciento apoya la creación de carriles exclusivos para la circulación de bicicletas.

Por otro lado, la encuesta apunta que la medida de seguridad vial más respaldada por los españoles es la de retirar temporalmente el permiso de conducir a los usuarios que cometen infracciones graves, que ha obtenido la aprobación de nueve de cada diez encuestados, seguida de endurecer las sensaciones por no instalar los sistemas de retención infantil (89%) y no utilizar el cinturón de seguridad (88%).

Asimismo, el 46 por ciento considera adecuado reducir la velocidad a límite de 30 km/h en vías de un solo sentido y un 59% considera adecuado utilizar drones para vigilar el tráfico en las carreteras. Igualar las sanciones por el uso del teléfono móvil al volante a las de conducir por haber bebido alcohol ha recibido un apoyo del 77 por ciento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés