Presentan en Valencia un camión ligero eléctrico con 130 kilómetros de autonomía

La ciudad de Valencia acogerá del 13 al 16 de junio el 13º Congreso Europeo de Ingenieros de Automoción, que reunirá a los principales especialistas de toda Europa en el sector del automóvil para presentar proyectos innovadores para aplicar a los vehículos en los próximos meses. Entre otros avances se dará a conocer un camión ligero eléctrico con 130 kilómetros de autonomía, han informado responsables de la iniciativa en un comunicado.

Ingenieros de la empresa catalana Applus Idiada, de la empresa Delphi y del Centro Tecnológico Leitat participarán la próxima semana en este foro. Desde Applus Idiada presentarán sendos proyectos relacionados con el vehículo eléctrico. De un lado, los técnicos de IdiadA tienen previsto presentar un vehículo eléctrico donde se ha buscado la mejora de la seguridad, las prestaciones, mejorando la conducción en carretera y su relación con el medio ambiente. Otro proyecto de vehículo eléctrico tiene como objetivo electrificar y poner a disposición del mercado un camión ligero comercial.

  Este proyecto, liderado por Salvador Ruiz, sólo mantiene el chasis de un vehículo con motor de combustión y se incorpora el motor, el inversor y las baterías. También se ha modificado el sistema de dirección, el sistema de aire acondicionado y los frenos por sistemas puramente eléctricos.

   Se trata de un camión ligero que tiene hasta 130 kilómetros de autonomía y puede alcanzar una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora. El tiempo de carga de las baterías es de 4 horas y es capaz de subir pendientes de hasta un 20% con la carga plena (1.150 kilogramos). Según los ingenieros, «este vehículo podría estar operativo en 6 meses, si el proyecto se quisiera industrializar».

   Por su parte, también ingenieros de Applus Idiada han desarrollado un método de diagnóstico para determinar las vibraciones y el ruido que se producen en un vehículo y que afectan al confort y a la fatiga del conductor. Como explica Juan Jesús García «se trata de diagnosticar, tal y como hace un médico cuando te ausculta, el nivel de vibración y de ruido que se genera dentro y fuera de un vehículo». «Con este diagnóstico podemos procesar los datos y proporcionar conclusiones que ayuden a mejorar el confort de los vehículos».

   Los especialistas presentarán un trabajo sobre la realización de una herramienta que permite medir los efectos del impacto de un airbag y las posibles lesiones que puede producir en el conductor cuando dicho airbag se abre ante una colisión leve.

   Según Arturo Dávila, de Applus Idiada, «efectivamente el airbag salva mucha vidas, pero queríamos conocer qué tipo de lesiones puede provocar si se abre en circunstancias leves». El trabajo se ha completado con  el análisis del nivel de ruido que se produce con la apertura brusca del airbag  y la medición de los gases que se encuentran en la cabina tras la activación del airbag y que el ocupante el vehículo puede llegar a inhalar.

   Por su parte, Leitat (Centro Tecnológico, miembro de Tecnio), se presentará estos días una ponencia sobre ultracapacitadores para los vehículos eléctricos. Se trata de añadir estos sistemas para ofrecer al coche eléctrico más potencia en ocasiones determinadas.

PLUS DE POTENCIA

   Según ha explicado José Sáez, coordinador de la división de Smart Systems de Leitat, «los ultracapacitadores no acumulan tanta energía como las baterías de litio, sin embargo tienen la capacidad de entregarla al vehículo en el momento que lo requiere, por ejemplo en un adelantamiento, o en la subida de una pendiente. Se trata de ofrecerle al coche eléctrico un plus de potencia, que con la batería no tiene».

   La empresa Delphi acudirá al 13 Congreso Europeo de Ingenieros de Automoción con un proyecto para reducir los rechazos de bombas de combustible por exceso de ruido. Francis Rodríguez ha explicado que las «bombas ruidosas no suponen ningún riesgo para la seguridad del vehículo y en la mayor parte de los casos el conductor nunca se daría cuenta de ese ruido. Sin embargo, nuestros clientes nos exigen una calidad total en los productos que les entregamos». De ahí que la propia empresa Delphi haya desarrollado un sistema de detección del ruido para las bombas de combustible que permite, durante el proceso de prueba y testeo incorporar también una prueba de ruido.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés