Lo que faltaba, no hay medios técnicos para hacer necropsias a osos

«Ninguno, solamente una habitación y una mesa», han dicho en base a la respuesta que afirman que han recibido sobre los medios técnicos disponibles en el centro que el Gobierno del Principado de Asturias posee en el monte Deva en Gijón, donde se va a practicar la necropsia al cadáver del último oso encontrado muerto en la localidad de Moal la pasada semana.

El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas) ha informado este martes de la carencia de medios en Asturias para realizar las necropsias a osos. Es la conclusión que han sacado tras preguntar al Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) por los medios disponibles en el centro de Deva para realizar necropsias.

«Ninguno, solamente una habitación y una mesa», han dicho en base a la respuesta que afirman que han recibido sobre los medios técnicos disponibles en el centro que el Gobierno del Principado de Asturias posee en el monte Deva en Gijón, donde se va a practicar la necropsia al cadáver del último oso encontrado muerto en la localidad de Moal la pasada semana.

A través de una nota de prensa, Fapas dice que ha podido conocer que ya en la anterior necropsia realizada al oso que el pasado mes de septiembre apareció muerto en un camino también en la localidad de Moal y que el Principado barajaba las causas como naturales, que en el desarrollo de la necropsia, la localización del proyectil que causó su muerte fue hecha «casualmente, al caerse el resto metálico de la bala sobre una cubeta y hacer ruido cuando se manipulaba el cadáver».

«La ausencia de medios y la realización de necropsias que no ayudan al esclarecimiento de las causas reales de osos muertos en la Cordillera Cantábrica, es una estrategia bien planificada y asumida institucionalmente desde hace años para eludir responsabilidades ante la obligación legal de proteger a los osos, al tratarse de una especie prioritaria en peligro de extinción», lamentan desde Fapas.

Añaden que la Universidad de León ha tenido que reconocer que durante años las necropsias llevadas a cabo en esa Universidad, han carecido de respaldo judicial.

La próxima necropsia que se va a realizar al oso de Moal, volverá a ser un «ejercicio de fe», según el Fapas, si se lleva a cabo en un centro dependiente del Gobierno de Asturias «que no puede aportar ningún medio técnico que permita siquiera llevar a cabo los más elementales análisis que son necesarios para determinar causas de muertes de fauna salvaje».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés