Actualizar

sábado, enero 28, 2023

El perro que da abrazos

Russ es un Pit Bull de cuatro años que tenía los días contados. Fue rescatado de la calle en pésimas condiciones, le faltaba parte de su pelaje, pesaba algo más de la mitad de lo que debería pesar un perro de su tamaño y, por si fuera poco, tenía la conocida como ‘tos de las perreras’, una enfermedad que se podía equiparar a una gripe en humanos, pero que en el refugio donde estaba Russ significaba la excusa perfecta para sacárselo de encima y «hacer hueco».

Kyla Filoon, una estudiante de 20 años, lo conoció cuando acudía a su cita semanal al refugio ACCT Philadelphia para pasear perros. Kyla era voluntaria y junto a ella han paseado decenas de perros. Russ fue uno de tantos, pero fue el primero que le robó el corazón.

El Pit Bull era el único que siempre mantenía la compostura y la calma cuando alguien nuevo se acercaba a las jaulas. Russ siempre se quedaba quieto, sentado en el mismo sitio. Un día Kyla lo llevó de paseo y pronto se dio cuenta de que la serenidad y la buena educación también iban de paseo con ellos. ¡Era el perro perfecto!, pensó la joven en aquel momento y comenzó con los trámites para la adopción.

Russ se fue a casa con Kyla y allí descubrió lo que es el amor. Desde entonces, no quiere separarse de ella ni un milímetro de su dueña. Su manera de agradecérselo es dándole abrazos como el que fue capturado por una cámara y compartido en redes sociales hasta popularizarse. Este es uno de esos casos en que la imagen vale más que mil palabras.

«Russ es, probablemente, uno de los perros más agradecidos que he visto nunca» (Kyla).

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés