Actualizar

jueves, febrero 9, 2023

La selva de la cuenca del Congo necesita una oportunidad

Las turberas, áreas con material vegetal parcialmente descompuesto en el suelo, han existido en esta selva durante mucho tiempo, pero a principios de este año, los científicos descubrieron que la cuenca del Congo contiene la red de turberas más extensa del mundo.

Sobrevuelo la extensa selva del río Congo y me encuentro con una abrumador muro de color verde. Veo inmensos ríos que se unen y animales bebiendo en sus orillas y crías jugando en sus cauces. Al caminar sobre este bosque, oigo un coro repleto de vida: aves, gorilas de llanura y los de las montañas, elefantes, monos bonobos, muchos de ellos amenazados.

Tengo suerte de haber pasado tiempo con los habitantes y Comunidades Indígenas que viven aquí. Este bosque es su fuente de agua, alimentos, medicinas y refugio. Es su casa. Millones de personas dependen de este bosque. Si el bosque desaparece, traerá la devastación a sus vidas.

Las turberas, áreas con material vegetal parcialmente descompuesto en el suelo, han existido en esta selva durante mucho tiempo, pero a principios de este año, los científicos descubrieron que la cuenca del Congo contiene la red de turberas más extensa del mundo.

Pero la explotación forestal amenazan la cuenca del Congo. Las partes intactas de estos bosques están siendo fragmentadas. Grandes áreas de selva están siendo taladas para cultivar aceite de palma y plantaciones de caucho.

Esto ya está teniendo efectos devastadores: reducir la cantidad de carbono que puede almacenar la selva, pérdida de biodiversidad, aumento de los incendios forestales y reducir la capacidad de resistencia del bosque al cambio climático.

Para protegerlo, os necesitamos a todos

Greenpeace África, junto a otras organizaciones aliadas, llevamos mucho tiempo defendiendo esta selva sagrada por lo que significa para África, y para todo el planeta. Pero la cuenca del Congo no ha recibido la debida atención y protección que se merece.

Para cambiar la situación, el barco de Greenpeace Esperanza está navegando hacia la cuenca del Congo y, tras recalar en Camerún, viajará a la República Democrática del Congo y la República del Congo durante octubre y noviembre de 2017.

Científicos y periodistas se unen para participar en una expedición a las interesantes turberas que alberga esta selva tropical, para averiguar hasta dónde se extienden. Estamos ansiosos por contaros nuestros hallazgos en la zona.

Os invitamos a uniros a nosotros y compartir vuestra creatividad mientras colocamos el bosque de la cuenca del Congo en la mente y el corazón de las personas del mundo. Esto es lo que puedes hacer para ayudar:

1. Baila por la selva del Congo

La música trasciende culturas, etnias y nacionalidades. Y hemos creado una canción llamada “Baile por la cuenca del Congo” y estamos invitando a todos y todas las que queráis defender esta selva y venir a bailar con Greenpeace para celebrar la importancia de este espacio. Publica este baile por el Congo en las redes sociales con el hashtag #DanceForTheCongo.

2. El árbol de los deseos

Estamos construyendo un árbol de los deseos que viajará por África Central y llegará hasta la Cumbre de Cambio Climático COP23, donde se lo entregaremos a los líderes del mundo para recordarles que este bosque necesita protección. Durante el viaje las comunidades locales pondrán sus deseos para la selva en el árbol. Puedes unirte y añadir tu deseo aquí. ¡El bosque te necesita!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés